La ampliación de Alfonso Molina lleva más de dos años en redacción

Alfonso Molina lleva años esperando su ampliación | javier alborés

Tras el anuncio del Ayuntamiento de que impulsará la Cuarta Ronda, un grupo de empresarios interesados en esta infraestructura, que une el Puerto Exterior con la rotonda de Lonzas, se reunió con el delegado del Gobierno, Javier Losada, para pedir su colaboración. El problema es que el proyecto aprobado no cuenta con enlaces al polígono de Vío y Morás, imprescindibles par el desarrollo de la ciudad, así que será necesario modificarlo. Una situación que recuerda a la ampliación de Alfonso Molina, donde el Gobierno local de la Marea Atlántica también introdujo mejoras. A día de hoy, las obras llevan diez años paralizadas y el proyecto, dos en redacción.


13 millones
es el presupuesto de la ampliación, de los que solo se reservaron 100.000 euros en las cuentas de este año.

El Ministerio de Fomento reconoció ayer que el proyecto sigue en fase de redacción, tras los últimos cambios acordados durante el Gobierno de Xulio Ferreiro, que consideraba que debía humanizarse, reduciéndose la velocidad en sus carriles exteriores y con mejoras en ambos lados de la avenida, lo que obligó a volver a la mesa de dibujo. En realidad, los tres proyectos puesto que, para agilizar los trámites, se dividieron en tres: la ampliación, la urbanización de sus márgenes, y la pasarela peatonal de Pedralonga. Esta última es la que Fomento espere que esté lista antes.

Los paralelismos son evidentes con la Cuarta Ronda: a día de hoy, el único proyecto aprobado y con declaración de impacto ambiental es, según la Xunta, el de prolongación de los accesos al Puerto Exterior, que sigue el trazado planteada como Cuarta Ronda por el Gobierno de Carlos Negreira, pero sin las tan necesarias conexiones a los polígonos. Incluirlos supondrá un retraso considerable, de años.  

Falta de conexiones

El dilema es que obviar dichos accesos resultaría perjudicial para la ciudad: no solo porque atraería una gran cantidad de empresas a los polígonos de Vío y Morás, que están a la espera de nuevas conexiones, sino porque permitiría aliviar la presión del tráfico de otras rutas de acceso. Se espera que la Cuarta Ronda no solo atraiga millones de euros en inversión privada, sino que las empresas generen miles de empleos e incrementen la población, tanto la coruñesa como la del área metropolitana.

Mientras la alcaldesa declara que está dispuesta a acudir a Madrid par conseguir como sea el proyecto de la Cuarta Ronda, la redacción de la ampliación de Alfonso Molina continúa, ajeno a los avatares políticos, asegura Fomento. Pero la asignación presupuestaria es un asunto totalmente distinto, en un país con los presupuestos prorrogados.

La ampliación de Alfonso Molina lleva más de dos años en redacción

Te puede interesar