Un acusado de narcotráfico alega que se le ha llevado a juicio “por el simple hecho de ser colombiano”

|

El Ideal Gallego-2011-06-02-011-4bf44350

a.b. > a coruña
  “Solo por el hecho de ser colombiano te tachan de traficante o de cosas peores, como sicario”. Con este alegato negó ayer uno de los tres acusados llevados a juicio en la Audiencia Provincial su participación en la trama de compraventa de cocaína por la que, junto a sus compañeros, fue detenido en septiembre de 2009 en un peaje de la AP-9. A los tres se les acusa de haber intentado, sin éxito, la adquisición de una importante cantidad de esta sustancia en las inmediaciones de Madrid, y también se les relaciona con el tráfico de estupefacientes, tanto de forma individual como en común.
Con estas acusaciones, que pueden costar a cada uno de ellos hasta nueve años de reclusión, se mostraron conformes dos de los tres hombres sentados en el banquillo, que aceptaron la tesis de la Fiscalía sobre el negocio frustrado con la cocaína.
El tercero, por contra, rechaza tener cualquier relación con la droga, más allá de la adquisición de la que él mismo consume: cocaína, cannabis, marihuana y también heroína, según afirmó ayer ante el tribunal de la sección segunda.
Sin embargo, no tuvo ayer explicación a algunas cuestiones que le planteó la fiscal, relativas a los más de 16.000 euros que los tres llevaban en el coche cuando fueron apresados, o a las conversaciones que en las semanas anteriores a su arresto mantuvo a través del móvil con personas desconocidas, y en las que se hacía mención a la venta de “pollos de granja”, “vino de ese bueno”, “puertas” o “papeles”.
Según se justificó, algunas de las mercancías podrían tener que ver con el negocio que había regentado, o con su actividad, basada en comprar coches y revenderlos tras una reparación.
Sobre la droga que se intervino en su domicilio, se escudó en que pertenecía “a su madre”, y en cuanto a la balanza de precisión que también se decomisó, dijo que “no era suya”.

Un acusado de narcotráfico alega que se le ha llevado a juicio “por el simple hecho de ser colombiano”