Rueda reclama al PP “autocrítica en serio” para analizar la pérdida de apoyos

El Ideal Gallego-2015-05-26-025-8c79b388_1
|

El secretario xeral del PP gallego, Alfonso Rueda, hizo ayer un llamamiento a hacer “autocrítica en serio” para analizar los motivos de la pérdida de apoyos, tanto en Galicia como en el conjunto de España.
Rueda compareció ayer en conferencia de prensa para analizar un poco “más en detalle” los resultados conocidos el pasado domingo.
El número dos de los populares gallegos reivindicó la victoria de su partido en Galicia en las elecciones municipales, con casi diez puntos de ventaja sobre el PSdeG y más de veinte sobre el BNG, segunda y tercera fuerzas respectivamente e, incluso, dijo, con casi diez puntos de ventaja sobre el PP en el conjunto de España.
Estos resultados implican que el PP tendrá mayoría absoluta en casi 150 municipios y ha sido la primera fuerza en otros 50.
“Pero lo cierto y verdad es que hemos perdido apoyos y gobiernos, está clarísimo y no tenemos duda en hacer autocrítica en serio, de modo planificado: hubo fallos y eso nos llevó a perder apoyos”, indicó Rueda, que insistió en la necesidad de ver las causas de los resultados pese a haber ganado las elecciones con casi el 36% de los votos, pero tras haber perdido apoyos, gobiernos y municipios.

muy sano
“Sería muy sano para todos que todos lo hicieran así; nuestro partido a nivel nacional y otras fuerzas políticas en Galicia”, dijo.
Rueda hizo una lectura de los resultados en diez claves, entre las que indicó que las fuerzas en la oposición no han rentabilizado la caída de apoyo del PP, ya que salvo “el magnífico resultado del PSdeG en Vigo” y el buen resultado del BNG en Pontevedra, tanto socialistas como nacionalistas pierden apoyos.
Por lo tanto, destacó, quienes capitalizan esta bajada son “nuevos partidos y coaliciones”, en alusión a las mareas.
En cualquier caso, advirtió al PSdeG de que ha pasado a ser “la tercera fuerza” en lugares en los que gobernaba hasta hace cuatro años, como A Coruña, Santiago o Ferrol, también en lugares como Ourense, donde gobernaba hasta ahora, y segunda en Lugo, donde tenía la Alcaldía.
En su intervención aludió también a que el PP ha ganado en las cuatro provincias, si bien reconoció que eso no será “suficiente” para mantener los gobiernos de las diputaciones de A Coruña y de Pontevedra.
Sobre el BNG indicó que “donde hizo de apoyo o muleta del PSdeG desapareció”, por lo que lo ha invitado a “repensar” si quiere seguir haciendo ese papel que lo está llevando “en la práctica a la desaparición”.
Además, expuso que Ciudadanos no ha obtenido los resultados que esperaban y dijo que el PP estará “atento” allí donde gobiernen las mareas para ver si cumplen lo que han prometido.
Reconoció que este es “el tercer mal resultado consecutivo” del PP tras las europeas de hace un año y las andaluzas de marzo, por lo que ha emplazado a las distintas reuniones que tendrá el partido, tanto en el conjunto de España como en Galicia, para analizar las causas.
Por este motivo incidió en la necesidad de hacer autocrítica en serio, de modo planificado, y en no mentirse a sí mismos, ya que si bien es cierto que las victorias son de todos, las derrotas también son de todos: “Ganamos y perdemos todos”, aseguró.
Descartó que este resultado se pueda atribuir a Alberto Núñez Feijóo y se mostró convencido de que “el contexto nacional” ha tenido “un efecto perjudicial” para el PP gallego.
Respecto al resultado del PSdeG en Vigo, remarcó que es “inapelable” y aseguró que quizás el PP fue incapaz de ver “que el populismo que se podía adivinar en las mareas ya estaba instalado en Vigo y tuvo un rédito electoral”.
Sobre los candidatos del PP que formaban parte del Gobierno gallego, Santiago, Vigo y Ourense, dijo que se presentaron con la intención de ganar y explicó que no contempla “otra perspectiva” distinta a la de que sigan.
 En un escenario político marcado por la irrupción de nuevas fuerzas, los dirigentes de los que Feijóo en su Ejecutivo para reforzar las candidaturas han tenido una suerte desigual.
Así, Elena Muñoz ha obtenido unos “muy malos resultados” en Vigo, según reconoció ella misma. El PP en la ciudad olívica es, tras el 24-M, segunda fuerza y ha perdido la mitad de los apoyos, sumando solo siete ediles. Tampoco la apuesta por Hernández, número tres en el organigrama autonómico, le ha salido mal.

Rueda reclama al PP “autocrítica en serio” para analizar la pérdida de apoyos