La Federación traza un plan de reactivación

José Luis Escañuela, presidente de la Real Federación Española de Tenis | efe
|

La Federación Española de Tenis (RFET) ha enviado una carta al Consejo Superior de Deportes (CSD) “solicitando la colaboración del Gobierno de España en la futura reactivación” de este deporte, con medidas tanto económicas como de salubridad y seguridad para su práctica.

En la carta se expone que la red de clubes en el territorio español, estimada en unos 1.300, “es única en el mundo y es el germen básico en el que se apoyan todos nuestros éxitos deportivos en esta disciplina”, y se sugieren ideas de tipo económico teniendo en cuenta que la situación actual “pone en serio riesgo la viabilidad” de muchos de estos clubes.

Así la RFET sugiere “la exención del IBI y otros impuestos (transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados), ventajas en el impuesto de sociedades y la posibilidad de que los miembros de los clubes se puedan deducir una parte de su cuota de socio en su declaración del IRPF”.

Exención del IVA para todas las inversiones realizadas por las entidades deportivas o sin ánimo de lucro, con el fin de mejora de instalaciones existentes o de nueva construcción.

 

Exención del IVA

También una exención del IVA durante los primeros seis meses del período de reactivación; y un IVA del 4 por ciento para las actividades de tenis “prestadas a empresas de servicios deportivos y autónomos con un mínimo de dos trabajadores, que desarrollen los mismos en entidades deportivas”.

Además se sugiere un Plan de Rescate destinado a clubes deportivos que supondría “aprobación de una convocatoria de ayudas plurianual destinada a los clubes deportivos que garanticen la actividad de base y competitiva, que cimente la vertebración deportiva en todo el territorio nacional”.

En ese sentido se pide el acceso “de todos los clubes a financiación preferente, a tipo cero o superreducido, ya sea a través del ICO o de otras entidades financieras, con el apoyo del CSD”.

Y una subvención especial a la RFET para ayudar a los clubes a garantizar la vuelta a la actividad “en condiciones óptimas de salubridad, así como el desarrollo de actividades federadas, con especial incidencia en las escuelas deportivas”.

En la carta, la RFET apunta que “el tenis es un deporte que se juega sin contacto físico alguno y en un espacio de al menos 600 metros cuadrados, “que hace más adecuada su práctica a las circunstancias que vivimos, evitando el contacto directo”.

Hace unos días, Rafael Nadal expresó en un directo en las redes sociales que no entendía como no se podía jugar al tenis si hay gente que va a trabajar, y alegó también que las distancias entre las personas involucradas en el juego son suficientemente seguras.

En consecuencia, el organismo que rige el tenis en España sugiere una serie de instrucciones tanto para el tenis federativo como para el profesional, para el momento en el que se pueda practicar este deporte.

Así, el saludo preceptivo al terminar los partidos, se evitará. Se suprimirá en toda competición el concurso de recogepelotas. Se prohibirá hasta que las autoridades lo autoricen, el uso de vestuarios y duchas para evitar el contacto entre usuarios, así como de éstos con elementos potenciales de contagio.

La Federación traza un plan de reactivación