El Gobierno cree que este año habrá que recurrir al Fondo de Reserva para pagar las pensiones

GRA060 MADRID, 08/04/2014.- El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos (i), que compareció hoy en la Comisión de seguimiento de los acuerdos del Pacto de Toledo, conversa con el presidente de la comisión, Manuel
|

El secretario de Estado para la Seguridad Social, Tomás Burgos, dijo ayer que considera “razonable” esperar que este año se vuelva a recurrir al Fondo de Reserva, también conocido como la hucha de las pensiones.
En declaraciones a los medios previas a su comparecencia en el Congreso en la Comisión de seguimiento y evaluación de los Pactos de Toledo, Burgos valoró la evolución positiva de la afiliación a y de la recaudación pero también admitió que la Seguridad Social “atraviesa un situación complicada desde el punto de vista económico por los efectos de la crisis”.
En 2013 la Seguridad Social usó 11.648 millones del Fondo de Reserva para garantizar el abono ordinario y extraordinario de las pensiones. La última vez fue en diciembre de 2013, cuando se utilizaron 5.428 millones.
Burgos ha explicado que hoy se discutiría con los grupos políticos las perspectivas de evolución de la Seguridad Social pero también ha subrayado que “desde la óptica” del Gobierno “el sistema ha cumplido con su misión durante la crisis y será el motor de la recuperación del país contribuyendo con datos alentadores a la recuperación”.
El secretario de Estado también se refirió al decreto que integra en la base de cotización conceptos anteriormente excluidos, como vales de comida, pluses de transporte o cheques guardería, y reiteró que habrá “retoques” y “precisiones” pero, en ningún caso, se va a modificar el contenido de la reforma.
Añadió que el Gobierno esta culminando la elaboración de la norma y recordó que se encuentra en fase de diálogo con los agentes sociales y los colectivos que “sobre este asunto tienen algo que decir”.
Por otro lado, Tomás Burgos indicó que la edad de jubilación ha aumentado hasta los 64,3 años (frente a los 63,9 a cierre de 2012) debido al incremento de las nuevas altas de trabajadores con 65 años o más y al retroceso del 6,5% de las anticipadas.
Durante su comparecencia explicó que desde que se aprobó la medida para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad, hace un año, el número de jubilaciones anticipadas ha disminuido el 6,5%.
Así, en el último año, de las 311.450 jubilaciones nuevas que se han producido, 119.115 son anticipadas y 192.335 se corresponden a la edad ordinaria.

El Gobierno cree que este año habrá que recurrir al Fondo de Reserva para pagar las pensiones