El pavimento de la calle de los Olmos estará levantado hasta finales de mes por obras

|

Los coruñeses que se acercaron ayer a la calle de los Olmos se encontraron con una inmensa zanja en su lugar. El considerable surco recorre buena parte de la vía peatonal, dejando a ambos lados poco más que el espacio justo para que circule una persona.
Estos trabajos, de los que pocos vecinos de la zona tenían noticia, se corresponden con unas obras en la red de saneamiento que algunas fuentes apuntan que debieron acometerse de urgencia. La previsión del Ayuntamiento es que estas reparaciones se prolonguen hasta finales de mes, lo que supondrá que la calle estará levantada alrededor de dos semanas. 
Durante toda la jornada de ayer, los operarios trabajaron para dejar al descubierto el entramado de conductos de la red de saneamiento para poder sustituirlos. Estos cambios de las tuberías antiguas por otras nuevas se realizará por tramos y ha comenzado por el extremo de la calle más próximo a la Rúa Nueva. En ese punto un cartel advierte de que la calle está cortada.
Si bien los paseantes de una de las vías peatonales con más afluencia de la zona, tanto por su carácter comercial como por el hostelero, tienen un margen para caminar, los repartidores que abastecen los locales lo tienen mucho más complicado. La zanja que ocupa la parte central de la calle ha obligado además a retirar las terrazas, un aspecto que lamentan los vecinos estos días en los que las buenas temperaturas animan a estar al aire libre. n

El pavimento de la calle de los Olmos estará levantado hasta finales de mes por obras