Miles de personas salen a la calle en defensa de la continuidad de Alcoa

el ideal gallego-2018-10-21-003-91f79825
|


Los trabajadores de la planta coruñesa estuvieron acompañados en el trayecto entre la plaza de Tabacos y la Delegación del Gobierno por otros ciudadanos, políticos, sindicatos y compañeros de las factorías de San Cibrao y de Avilés, esta última en la misma situación que la de A Coruña.
Las numerosas personas que se congregaron hicieron que cuando la cabeza de la manifestación estaba a punto de llegar a su punto final, los últimos estuviesen todavía saliendo del lugar de inicio de la marcha. La comitiva transcurrió sin incidentes y en medio del ruido de petardos, el humo de alguna bengala, música de gaitas y tambores y adornada con banderas gallegas, asturianas y de sindicatos, entre otros. 
Por encima de ellos sobresalían las consignas que gritaban los manifestantes: “Enerxía solución”, “Fóra yanquis, pandilla de mangantes”, “Isto é a guerra, Alcoa non se pecha”, “Alcoa é galega, Alcoa é asturiana”, “Non temos medo, somos galegos” o “Alcoa escoita, Coruña está en loita”. Además de los gritos, los manifestantes también enviaron mensajes a través de las varias pancartas que portaron durante el recorrido. “Estabilidade enerxética, futuro para a industria xa” y “Peche non, enerxía solución” fueron algunos de estos lemas.

Intervención
El clamor quedó claro hasta el final de la comitiva, cuando Juan Carlos López Corbacho tomó la palabra. El presidente del comité de empresa de Alcoa en la ciudad explicó las premisas que defienden: la retirada del ERE de extinción, la apertura de una mesa de diálogo y el mantenimiento de la actividad de la planta. “Non nos van a gañar, imos a gañar nós”, repitió en varias ocasiones respaldado en todo momento por los manifestantes. El presidente del comité de empresa también insistió en que no quieren “axudas”, sino que buscan “sensatez e sentido común” para acabar con una situación en la que señalan como uno de los principales problemas el precio de la electricidad y el sistema que se usa para fijarlo.
Además de anunciar que no cesarán en sus protestas, que se repetirán próximamente, hasta que logren una solución favorable, también criticó que la “riqueza” que produjeron las plantas de A Coruña y Avilés desde 1998 fue destinada por Alcoa a factorías en Islandia y Arabia Saudí. 
Corbacho, quien admitió que les consta que puede haber interés de otras empresas por comprar la planta, defendió también la importancia de que se mantenga la actividad industrial en todo el país y solicitó a las administraciones que remen en la misma dirección.
Junto a él también intervino el alcalde, Xulio Ferreiro, quien defendió que “todos os coruñeses serán traballadores de Alcoa ata que o conflito estea solucionado”. El regidor recordó el acuerdo plenario de unidad para defender la continuidad de Alcoa y adelantó que “non vai haber faccións ou división” ya que la corporación va a estar con los trabajadores. “Non se pode permitir que unha decisión que se toma en algún lugar distante afecte deste xeito a tantos centos de familias”, añadió.

Unidad
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, no estuvo en la marcha, pero desde Asturias pidió la complicidad del Gobierno central para evitar el cierre de las plantas, una decisión “precipitada” que no respeta a los trabajadores. Además, reconoció la dificultad que entraña vender estas plantas ante el interés de algunas empresas.
En la manifestación estuvieron otros políticos como Beatriz Mato, presidenta del PP local, quien solicitó a las administraciones seguir “tirando en la misma línea hasta conseguir lo que queremos”. Mientras, el secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero, dijo que quieren “traballar nun frente común de defensa co Goberno, a Xunta, sindicatos e traballadores”. Además, Francisco Jorquera, candidato del BNG a la Alcaldía, aseguró que “non podemos permitirnos o luxo de que á lista de defuncións de empresas se engada Alcoa”.

Miles de personas salen a la calle en defensa de la continuidad de Alcoa