El consumo de alcohol en menores gallegos está debajo de la media estatal

13 septiembre 2009 página 38 / 16 septiembre 2010 página 42 / 16 noviembre 2010 página 40 / 21 diciembre 2011 página 44 / 29 junio 2013 página 42 / 29 octubre 2013 página 28 / 12 febrero 2016 página 35 MADR
|

El delegado del Plan Nacional sobre Drogas, Francisco de Asís Babín, enfatizó la importancia de los “mensajes” que se envían a la sociedad en relación con los consumos y, así, destacó que las comunidades que, como Galicia, cuentan con una ley que prohibe la venta de alcohol a menores se sitúan “por debajo de la media” en ese consumo.
Lo dijo en la inauguración de una jornada sobre modelos para abordar las adicciones que tuvo lugar en la Facultad de Psicología de la Universidad de Santiago (USC), dentro de los actos organizados por el trigésimo aniversario de la Unión de Asociaciones y Entidades de Atención al Drogodependiente (UNAD).
En el lado opuesto, Babín hizo hincapié en que, en aquellas autonomías donde existe mayor tolerancia o más colectivos “procannábicos”, como Cataluña, País Vasco, Baleares y Comunidad Valenciana, el uso de estas sustancias es más alto que en otros territorios. 
“Los posicionamientos no son neutros”, advirtió el experto, para expresar su rechazo a la regulación del cannabis porque haría “aumentar la oferta y el consumo”.
En la misma idea profundizó el subdirector xeral de Programas de Fomento de Estilos de Vida Saudábeis, Jorge Suanzes, crítico con “el movimiento tendiente a la normalización” del cannabis con “supuestos mensajes de efectos terapéuticos beneficiosos”. 
Sobre todo, dijo, porque obvian los accidentes de tráfico y enfermedades pulmonares que puede causar, además de “los brotes psicóticos y esquizofrenias” provocadas por esta sustancia.
“Tenemos el reto de posicionarnos claramente en contra de aquellos que quieren convertir nuestra vida en objeto de mercadeo desde el punto de vista de la salud”, remarcó el responsable del Plan Nacional sobre Drogas, para quien es “irrenunciable” que la sociedad en su conjunto conozca la situación y “se posicione contra un fenómeno que hace daño”.
En concreto, Jorge Suanzes detalló que las tres drogas más consumidas actualmente son el alcohol, el tabaco y el cannabis, hasta el punto de que un 74 por ciento de los niños menores de 14 años han probado alguna bebida alcohólica.“No se toma conciencia del daño que hace”, apostilló Babín.

El consumo de alcohol en menores gallegos está debajo de la media estatal