Urbanismo estudiará este mes las alegaciones al plan de As Percebeiras

El apantallamiento y la visual de la Torre son algunos factores tenidos en cuenta en el plan de As Percebeiras | patricia g. fraga
|

La Concejalía de Urbanismo estudiará, durante este mes de enero, todas las alegaciones presentadas al Plan Especial de Labañou, con el que se pretende reordenar el espacio conocido como As Percebeiras para edificar en él.

Este proceso se lleva a cabo después de que la Xunta de Galicia trasladara al Ayuntamiento el informe ambiental del plan especial, que ayer hizo público el Gobierno autonómico.

“É un informe ambiental que matiza dúas ou tres cuestións, pero salva basicamente todos os parámetros do proxecto de plan especial”, explicaba el edil de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada.

Ahora procederán a estudiar todas las alegaciones realizadas durante el trámite de información pública, además de “estudar o informe ambiental coas suxestións que formula”, añadía el concejal.

El objetivo, tal y como relataba ayer el edil, es ver “en qué medida podemos introducir todas as melloras que se poidan incluír no proxecto de plan especial”. Por eso, el estudio de este mes servirá para “ver que modificacións podemos introducir para tratar de minorar os impactos máis sensibles”, indicaba Díaz Villoslada sobre el futuro más cercano del proyecto.

Entre los objetos de estudio del área urbanística municipal se encuentran la integración paisajística y “algunha volumetría”, referidas en el informe ambiental.

Alternativas 
El informe ambiental incide en la necesidad de que el proyecto se integre con el entorno, tanto urbano, como natural, por lo que muestra las carencias principales de las cinco alternativas más recientes.

Las dos últimas, datadas del pasado año, tienen puntos negativos, aunque menos que los anteriores. Entre ellos, está el efecto pantalla que podrían tener las nuevas edificaciones sobre los grupos de viviendas existentes, tal y como denunciaban los vecinos cuando vieron la propuesta.

Otra de las quejas vecinales es que los nuevos volúmenes de edificios previstos eliminarían la visión de la bahía y de la Torre de Hércules. Estas dos alternativas más recientes dejarían tan solo una línea de 24 metros desde la que sería visible el faro romano.

La alternativa que deja una mayor amplitud visual de la Torre desde la avenida de Labañou es la número 2, 67 metros, pero su integración urbanística y social sería insuficiente.

Urbanismo estudiará este mes las alegaciones al plan de As Percebeiras