Una asociación de hortelanos anima a dueños de terrenos a prestárselos

Lourdes López muestra algunas de las huertas que su asociación mantiene en el núcleo de Feáns | patricia g. fraga
|

Desde que se fundó, en 2009, la asociación Huertas de Feáns no ha dejado de crecer, igual que la superficie que cultiva, que pasó de 1.500 metros cuadrados a 6.000, divididos en nueve huertas. Son 113 personas las que forman parte de la entidad, y existen quince en la lista de espera para tener su propia huerta. Esto ha animado a la presidenta de la entidad, Lourdes López, a hacer un llamamiento a los dueños de todos los terrenos abandonados en la periferia de la ciudad para que se animen a dejar que los miembros de la asociación conviertan campos llenos de maleza en verdaderos huertos “Parécenos unha pena que teñan que estar pagando a roza e que non se aproveite”, opina la presidenta.
López asegura que cualquier dueño de una parcela que quiera ceder su usufructo comprobará que estará muy bien cuidada, sin que suponga ningún gasto adicional. “Nós, de momento, non estamos pagando nada polos terreos porque os propietarios non o pediron, pero si que poderíamos pagar os impostos, chegado o caso”, explica López.
No usan pesticidas ni herbicidas, y la parcela estará siempre abonada, porque usan abono orgánico producido mediante compostaje. Los contratos son por un año y si, al cabo de ese tiempo, el propietario no está contento, se le devolvería el terreno inmediatamente, con la única condición de que les deje recoger la cosecha.

El producto tradicional
Los miembros de la asociación cultivan lo que arraiga bien: la huerta tradicional gallega compuesta por berzas, repollos habas, calabazas, brécol, coliflor, pimientos, tomates, judías, guisantes. Y plantas que ayudan a los cultivos, como son las aromáticas (tomillo, caléndula, romero) la consuelda y la ortiga. Explican que prefieren cultivar muchas variedades porque es mejor para la tierra que el monocultivo.
Además, la asociación alterna pequeñas huertas que cultiva solo un socio con terrenos comunales. Pero de la tierra no solo sacan sus frutos. “Fas exercicio, te relaxa, e desconectas do que é o teu día habitual de traballo”, sonríe López.
Ayuda municipal
Lo ideal sería que les dejaran terrenos cercanos al centro cívico Ágora, en O Birloque o en Someso. A López le parece que el Ayuntamiento podría animar a los propietarios a adoptar esta opción cuando les envía una aviso en la campaña de desbroce en verano.
Otro problema que sufren es la falta de agua. Dependen de la lluvia excepto en una huerta, donde tienen acceso a un pozo. “Este ano, como non chove, é un punto a mellorar”. Pero del agua pueden esperar que caiga del cielo. La tierra, no. Los interesados en cederla pueden contactar a través del Ayuntamiento, el centro cívico de Feáns, o de su blog Hortasnacidade.wordpress.com. l

Una asociación de hortelanos anima a dueños de terrenos a prestárselos