Gran éxito en el Black Friday Coruñés

Las tiendas estuvieron llenas durante toda la jornada. | javier alborés
|

Aunque no todo el mundo encontró lo que buscaba, en muchos casos se volvieron a ver colas para pagar y muchas personas cargadas con bolsas. El atractivo de los descuentos especiales provocó dificultades en la circulación rodada que, por momentos, quedó atascada tanto en la plaza de Lugo como en los accesos al complejo Marineda City o a El Corte Inglés.
Con carteles en negro en los escaparates y eslóganes como “Operación todo fuera”, “Mid season sales”, “Crazy friday”, “Venres neghro” o, simplemente, “Black Friday”, las grandes cadenas y los pequeños comercios atrajeron a un numerosísimo público, que cada año que pasa va en aumento. Cientos de coruñeses, y gente llegada de municipios limítrofes o incluso más lejanos, quisieron entrar en los establecimientos para rebuscar entre estanterías llenas de productos al 20, al 30 e, incluso, al 50% de descuento. Hubo, además, propuestas de 2x1.
En algunos casos las ofertas abarcaban todo el stock que había en las tiendas y en otros era necesario leer la letra pequeña de los anuncios, ya que la bajada de precios solo afectaba a prendas seleccionadas o al “calzado y complementos”. A la mayoría del público esto parecía importarle poco porque quién más y quién menos echaba un vistazo. De hecho, por lugares como el entorno de la plaza de Lugo se vieron casi más bolsas que en las rebajas de verano. También se volvieron a notar las colas que había antaño para pagar, sobre todo en los establecimientos pertenecientes al grupo Inditex, en los que las mayores esperas se detectaron en Zara y Massimo Dutti. 

A gusto del empresario
Y es que las cadenas de la multinacional coruñesa lanzaron los descuentos solo por un día, a diferencia de muchos empresarios –pequeños y grandes– que llevan días saldando o que empezaron ayer y terminarán esta campaña el lunes 26, cada vez más conocido como Ciber Monday. 
Ahí se demostró la libertad que ha dado la liberalización de los períodos de rebajas. También quedó patente la variedad de negocios que se suman a las ofertas y lo mismo hubo coruñeses que acudieron a por cristales y monturas hasta un 40% más baratas como por productos de cosmética a más de una farmacia de la calle Real. En esta y en las adyacentes se notó una buena afluencia pese a la lluvia, ya que la Asociación Zona Comercial Obelisco consiguió sacar adelante, de la mano de Estrella Galicia y Abanca, el evento “Estrella’s Friday”, con foodtrucks, música en directo, reparto de palomitas y garrapiñadas, parque infantil y una firma de las leyendas del Depor Donato, Manuel Pablo o Diego Tristán. 
El efecto de una jornada tan intensa se notó en las cajas registradoras de los comercios –aquellos que no se sumaron estaban vacíos– pero también en los atascos registrados junto a la plaza de Lugo y Marineda City.

Gran éxito en el Black Friday Coruñés