El Rosario despide su último día festivo con el programa más amplio de los últimos años

El Ideal Gallego-2013-10-08-004-943855e8
|

Aunque fuera con el regusto agridulce que a algunos dejó que el de ayer fuera el último día de la Virgen del Rosario Festivo, lo cierto es que el programa para este año no desmereció la ocasión. La propia presidenta de la asociación de vecinos de la Ciudad Vieja, Rosa Quiroga, reconoció que “este año se han visto más actos y sobre todo el concierto, que ha estado muy bien”. Quiroga se refería así al espectáculo ofrecido por el quinteto de metales de la Orquesta Sinfónica de Galicia en la Orden Tercera.
No fue el único momento en el que la música se hizo sentir. La Banda Municipal acompañó a la comitiva de autoridades, a cuya cabeza marchaban el propio alcalde, Carlos Negreira, y el teniente de alcalde, Julio Flores, mientras recorría la plaza de María Pita, la de los Ángeles, la calle de Damas, la plaza de Azcárraga y la calle de Príncipe hasta llegar finalmente a la plaza de Santo Domingo, en cuya iglesia conventual tuvo lugar a mediodía una misa solemne en honor de la Virgen.
La ceremonia, fue a las doce del mediodía, al mismo tiempo que el quinteto de metales arrancaba su concierto interpretando la pieza de Tylman Susato “La Mourisque y ronde”. Quiroga aplaudió esta iniciativa porque, según ella, “en los últimos años las actividades de esta fiesta clásica han ido a menos” hasta limitarse prácticamente a los actos de la ofrenda floral, que también se celebró hoy, y las procesiones. Esta podría ser una de las causas de la pérdida de popularidad de esta fiesta con respecto a otros eventos, como el de San Juan, que están rodeados por una semana completa de actos.

cultural y coruñesa
De ahí que Quiroga reivindique una “culturalización” de este día, con más actividades que hagan resaltar su carácter coruñesista. Ayer fue un buen ejemplo de ello porque también actuó el grupo de música infantil Mamá Cabra y las corales de Follas Novas, el Eco, y el Sporting Club Casino, siguiendo siempre un recorrido en cuyo recorrido siempre se incluía la plaza de Santo Domingo. Pero fue en la Venerable Orden Tercera de San Francisco donde se dio el último concierto, a cargo de la formación Deusa Tola que interpretó el repertorio “Sons do Atlántico, con la voz de Susana de Lorenzo .
Claro que no todo es cultura y aunque tanto la música como las misas alimentan el alma, lo cierto es que también se disfrutó mucho de la sesión se vermouth que se organizó en la plaza de Azcárrega con el aula de jazz de la Escuela municipal de Música. La propia Quiroga tuvo que reconocer que “la pulpeira que pusieron estuvo bien”. n

El Rosario despide su último día festivo con el programa más amplio de los últimos años