El Supremo confirma la multa de 300.000 euros a De Sousa por no informar de la venta de acciones

|

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo confirmó la multa de 300.000 euros que el Ministerio de Economía y Competitividad impuso en enero de 2014 al expresidente de Pescanova Manuel Fernández de Sousa Faro por una infracción muy grave consistente en incumplir, como consejero, sus deberes de “comunicación y difusión de participaciones significativas” en la compañía.
La sentencia dada a conocer ayer se suma a la dictada el pasado 16 de diciembre por el Alto Tribunal que también confirmó otra multa, esta de 200.000 euros, a Fernández de Sousa Faro por difundir datos “inexactos” de la compañía en plena crisis empresarial, en marzo de 2013.
Según el recurrente, la resolución de la Audiencia Nacional que confirmó la multa en primera instancia se apartó de la doctrina al rechazar la suspensión del procedimiento administrativo mientras se sustancia el procedimiento que se sigue contra él y otros exdirectivos de la compañía por uno de los Juzgados Centrales de Instrucción de ese órgano, que les investiga por delitos de falseamiento de información económica, falseamiento de cuentas y uso de información privilegiada.
El Supremo considera, sin embargo, que no procede dejar en suspenso la sanción administrativa mientras se le investiga por dichos delitos porque se trata de hechos independientes y que no tienen nada que ver.
En la Audiencia Nacional se investiga a Fernández de Sousa Faro y a otros exdirectivos por unos hechos totalmente diferentes al incumpliento en el que el empesario incurrió de comunicar e informar a la CNMV de sus participaciones significativas en la compañía, por lo que la sanción administrativa por esta última conducta no interfiere en absoluto en la investigación penal, concluye el Supremo para confirmar la multa.  
Por otro lado, Elena Salgado fichará por Nueva Pescanova y entrará en el consejo de administración de la compañía, que estará integrado por doce miembros, presidido por Jacobo González Robatto y con Ignacio González como consejero delegado. En concreto, la que fuera vicepresidenta económica con el último Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, nacida de Ourense, completará el máximo órgano de gobierno de la firma pesquera.
Pescanova cerró su ejercicio 2015 con un resultado de 82,52 millones de euros, frente al beneficio de 1.927,19 millones de euros registrado en el anterior.
Tras el cambio de la fecha de cierre de ejercicio social a 30 de noviembre, estos resultados corresponden al período comprendido entre el 1 de diciembre de 2014 y el 30 de noviembre de 2015, por lo que no son totalmente comparables con los del ejercicio anterior, en el que se contabilizaron once meses.
La empresa declaró un pasivo corriente de 25,59 millones de euros, de los cuales 12,32 millones de euros correspondieron a la deuda con entidades de crédito, así como un pasivo no corriente de 28,01 millones de euros. De esta última partida, 4,09 millones proceden de deudas con entidades de crédito.
La plantilla media de la empresa ascendió de 46 trabajadores en 2014 a 721 en 2015 debido a la fusión por absorción por parte de Pescanova (sociedad absorbente) de Pescanova Alimentación, Fricatamar, Frinova, Bajamar Séptima, Frigodís, Frivipesca Chapela, Pescafina Bacalao, Pescafresca, y Pescafina (sociedades absorbidas).

El Supremo confirma la multa de 300.000 euros a De Sousa por no informar de la venta de acciones