La casa consistorial se someterá a obras para mejorar los accesos y el interior

el ascensor y las escaleras serán dos de las piezas claves en la modernización del edificio
|

El Ayuntamiento se someterá a un lavado de cara en los próximos meses. Así lo anunció ayer el gobierno local, que señaló que la licitación, según el proyecto que ha sido elaborado por los servicios municipales del departamento de Urbanismo, se realizará en unos días. Unas actuaciones que, aseguraron, “servirán para ofrecer una mejor atención al ciudadano”.

La primera actuación tiene como objetivo facilitar las condiciones de evacuación

La primera fase de este proyecto comenzará “en breve”. El gobierno local remodelará el edificio administrativo del Ayuntamiento, el que está situado en la avenida de la Marina, ya que, en opinión de los técnicos, precisa de una actuación en varios de sus puntos.

De este modo, se mejorarán en primer lugar las condiciones de evacuación con la ejecución de una “escalera protegida” que, como indicaron, sustituirá a la actual y comenzará así a mejorar y actualizar las condiciones del inmueble, que lleva en pie desde el año 1970 y que conserva gran parte de su interior con sus materiales originales. Alguna de estas actuaciones serán por tanto las primeras que se acometan en los más de 40 años de historia del edificio.

Este inmueble está catalogado como equipamiento administrativo y podría disponer, según la legislación urbanística, de seis plantas, aunque solo dispone de cuatro.

Las obras serán no obstante de adecuación interior, subiendo la escalera hasta la cubierta, “por lo que es compatible con el ordenamiento urbanístico vigente”, subrayan.

 

modernización

Tras este primer trabajo, se acometerán de forma paulatina diversas actuaciones que tendrán como objetivo la mejora en las condiciones de accesibilidad, así como de las de trabajo del personal del Ayuntamiento, sin olvidar, apuntan, la atención al ciudadano. Todo ello gracias a la modernización prevista de dicho edificio municipal, en el que se encuentran la mayoría de las concejalías.

En la citada primera fase se ha proyectado la eliminación de la escalera existente, que va en la actualidad rodeando al ascensor desde la planta baja hasta el tercer piso. Lo que se pretende con este cambio es “disponer de una nueva escalera protegida independizada con puertas y cerramientos de resistencia al fuego”, como señalaron ayer desde el gobierno local de Ernesto Anido.

De la misma forma, la nueva escalera se proyecta cumpliendo las condiciones de accesibilidad vigentes que, como añaden en el Ayuntamiento, “lógicamente, dado el año de construcción del edificio, ahora no cumple”.

Se trata de una “solución” que permitirá, una vez adoptada, “disponer del espacio necesario para instalar un ascensor accesible, con una capacidad previsible de ocho a diez personas” y que ofrecerá la posibilidad de elevar una planta el edificio para que, en el futuro, el consistorio “pueda reorganizar sus departamentos, dotándolos de una mayor superficie por trabajador, así como de aseos adecuados a la normativa vigente”.

La casa consistorial se someterá a obras para mejorar los accesos y el interior