Dos eurodiputados de UPyD son expulsados por “abierta rebeldía”

GRA269. VALENCIA, 27/04/2015.- La portavoz de UPyD, Rosa Díez momentos antes de mantener una reunión de trabajo con la Asociacion Valenciana de Empresarios (AVE) .EFE/ Juan Carlos Cárdenas
|

El Consejo de Dirección de UPyD ha expulsado a los eurodiputados Enrique Calvet y Fernando Maura -la mitad del grupo parlamentario-, un mes después de ser suspendidos de militancia por “abierta rebeldía” a acatar las normas de funcionamiento interno y votar habitualmente con Ciudadanos.
La dirección de la formación magenta entiende que ambos parlamentarios han incurrido en “un constante y público desprestigio” del partido, de sus afiliados y cargos públicos.
Para tomar esta decisión, que se produce después de que fueran suspendidos cautelarmente en plena Semana Santa, la dirección ha tenido en cuenta que tanto Calvet como Maura han participado de manera “reiterada” en actos de propaganda a favor del partido de Rivera.
También pesó el hecho de que se negaran a rendir cuentas de sus gastos y cumplir con las medidas de transparencia aprobadas por UPyD aparte de la desobediencia continua a las normas de funcionamiento de la delegación europea de UPyD, que dirige Maite Pagazaurtundua.
Durante la instrucción del procedimiento disciplinario, solo Calvet presentó alegaciones, y, tras ser estudiadas, la dirección entiende que hay motivos “suficientes” para expulsar a ambos.
Recuerda a los eurodiputados que tienen la obligación de devolver a UPyD sus escaños en el Parlamento Europeo porque así está establecido en los estatutos del partido, a los que se adhirieron en su momento.
Enrique Calvet llevaba meses atacando a la líder de UPyD, Rosa Díez, y a su núcleo más cercano, mucho antes de convertirse en eurodiputado al sustituir a Sosa Wagner, que dejó su escaño y el partido en octubre pasado tras mantener una disputa con la dirección por plantear su idea de pactar con Ciudadanos.
Calvet, que salió de Ciudadanos para enrolarse en UPyD, ha vuelto a acercarse a ese partido, aunque no ha hecho todavía ningún movimiento concreto. Afirma que considera “injusta y no fundamentada” la expulsión y no descarta la vía judicial.

Dos eurodiputados de UPyD son expulsados por “abierta rebeldía”