Paderne ultima los trámites administrativos del cuarto campo de golf de la comarca

Copia de El Ideal Gallego-2013-10-11-022-a370f458
|

El campo de golf de Paderne, gestionado por As Mariñas Pitch and Putt, es el cuarto que se pone en funcionamiento entre las comarcas de A Coruña y Betanzos, ya que el área cuenta también con los de A Zapateira y Larín en Arteixo y el de Miño. Oleiros será el quinto y está proyectado en Dorneda. La instalación del padernés tramita los últimos detalles administrativos con la puesta en conocimiento de su inicio de actividad a tres propietarios.
La Xunta publicaba el inicio del expediente para la licencia de apertura de esta instalación, ubicada en Chedes, en agosto del año pasado. Uno de los requisitos era que el Ayuntamiento de Paderne notificase personalmente a los vecinos y titulares de derechos inmediatos para que pudiesen presentar las alegaciones que considerasen.
Un año después, y al no poder localizar a tres dueños que se podrían ver afectados, la administración padernesa ha optado por anunciar en el BOP los nombres de los interesados. Además, les recuerda que pueden ver el proyecto de la instalación deportiva en la casa consistorial.
El Ayuntamiento resolverá de un modo u otro después de los quince días hábiles de los que disponen a partir de hoy.

Fondos europeos
Estas instalaciones comenzaron a proyectarse en 2005. A pesar de que el campo de golf consiguió el premio del Colegio Oficial de Ingenieros Agrícolas un año después, los planos quedaron en un cajón, sin ejecutarse. Sin embargo, en 2011, se retoma la idea para llevar adelante una superficie con 18 hoyos. Una apuesta de ocio deportivo que contó con el beneplácito del Grupo de Desenvolvemento Rural, por lo que aportó fondos europeos para que esta idea se convirtiese en una realidad.
Como explican en su web para conseguir llevar a buen puerto esta instalación, lo primero que tuvieron que hacer fue limpiar la finca. De ella retiraron hasta treinta toneladas de plásticos, entre otros desperdicios. A continuación, devolvieron “ao seu estado normal a finca, moi degradada ambientalmente”, indican, para ponerse a trabajar en las dependencias con las que cuenta el campo de Paderne. 

Paderne ultima los trámites administrativos del cuarto campo de golf de la comarca