El pleno de Sada rechaza habilitar el crédito para la compra del hotel

Copia de El Ideal Gallego-2015-05-19-019-68241a05
|

Aunque alguno pudiera estar sorprendido, lo cierto es que el resultado del pleno se podía haber escrito de antemano. Es cierto que es una dinámica habitual que la oposición tumbe los proyectos del alcalde, Ernesto Anido, pero cuando la sesión se celebra a seis días de las elecciones, no parecía albergar dudas el sentido de la votación del único punto del orden del día.
Ese punto, que al final se convirtió en el voto particular presentado por el grupo municipal del BNG, incluía, además de un modificativo de crédito para pagar facturas pendientes de años anteriores, la habilitación del crédito necesario –750.000 euros–, desde el remanente, para que el Ayuntamiento se hiciera con el derecho de superficie del hotel.
De aprobarse, la administración sadense tendría la posibilidad de cambiar el uso, ahora hotelero, y ponerlo a disposición de alguna empresa interesada en instalarse allí. En este caso, la Universidad Fernando Pessoa de Oporto, que según las informaciones facilitadas en los últimos meses, llegaría a Sada con tres titulaciones universitarias.
Eso, de aprobarse. Pero no se aprobó. Anido hizo un último esfuerzo al comienzo del pleno para pedir a la oposición que recapacitara su postura, que ya fue negativa en la comisión informativa celebrada el pasado jueves. “No debemos decir no”, les instó. Pero dio igual. Dijeron que no. Y lo hicieron no porque se opongan a dar una salida a ese inmueble, en pleno centro de Sada, en beneficio de la localidad, como así se encargaron de subrayar todos los grupos, sino que lo hicieron porque consideran que no han recibido toda la información al respecto de esta operación y porque creen que el coste será aún mayor de esos 750.000 euros.
Tampoco entiende la oposición las “prisas” del alcalde por llevar este asunto a pleno cuando, aparte de las elecciones, hay una subasta mañana miércoles en la que las empresas –hoteleras en este caso, eso sí– pueden pujar para instalarse en Sada.
Si así fuera, la concesión que se firmó hace poco más de un cuarto de siglo por 75 años –expira en 2062–, se quedaría como está, para su uso como hotel, exclusivamente, y no tendría cabida ese proyecto universitario que propone el gobierno local.
“Pienso que la llegada de la Universidad es la solución idónea”, insistía el alcalde tras la intervención de la portavoz socialista, Raquel Bolaño, quien apostaba por esperar a ver qué sucede en esa subasta y después continuar bien con ese proyecto universitario, o bien con otro.
Tanto el PDSP como el BNG se mostraron igualmente partidarios de esperar a la subasta e insinuaron, en especial estos últimos, que Anido pudiera tener intereses en esta operación.
Intereses que pasan, aparte de otras consideraciones, según estos grupos de la oposición, por obtener un rédito electoral en las urnas el próximo domingo, por lo que abogaron por que este asunto quedara sobre la mesa y lo resuelva la próxima corporación. Así lo decía el voto particular presentado por los nacionalistas y así se aprobó. n

El pleno de Sada rechaza habilitar el crédito para la compra del hotel