Las “reinas magas” Libertad, Igualdad y Fraternidad recorren las calles de Valencia

VALENCIA /// Cabalgata de las tres magas.( Falta el grueso de las fotos )
|

Libertad, Igualdad y Fraternidad, las tres “reinas magas” que recorrieron ayer las calles de Valencia, en el último acto de la “Semana de la infancia”. Una celebración laica recuperada ayer y que se había celebrado por última vez por la República en 1937.
El acto, de tradición republicana, fue organizado por la Societat Coral El Micalet. Desde la entidad recuerdan que los festejos tenía a finales de los años 30 la intención de distraer a los niños de los horrores de la guerra. 
La Societat Coral el Micalet quiso así “recuperar la fiesta del solsticio de invierno que se celebró en Valencia en enero de 1937”.
 Según sostienen sus miembros, las tres “magas” Libertad, Igualdad y Fraternidad representan los tres principios básicos de su “manera de ver el mundo: libertad para poder expresar libre y críticamente todas las ideas, igualdad de todos ante la ley y la sociedad, por encima de razas, creencias y sexo, y fraternidad para compartir con todos aquellos que nos necesitan todas las maravillas del mundo”.
El alcalde, Joan Ribó, recibió a las “magas” en el Ayuntamiento. Desde el balcón municipal, el mandatario y las protagonistas saludaron a los muchos ciudadanos que se congregaron a las puertas del consistorio, después de un desfile en el que hubo gigantes, bailes y pequeños “castells”.

Críticas
Pero no a todo el mundo le gustó la idea. El PP consideró que se trata de un espectáculo burlesco y provocador que encima provocó atascos en el centro,. La secretaria general del PP de Valencia, Beatriz Simón, acusó a Ribó de ofender las tradiciones navideñas y querer escenificar su repudia hacia la Navidad.
Fuentes municipales, contestaron que el PP se debería dirigir a la sociedad civil que organiza actos si lo que quieren es prohibir fiestas para niños. Añadieron que cada día se celebran en Valencia decenas de actos y los concejales del PP son libres de acudir o no porque “los tiempos de censura han pasado”.
Defendieron que el alcalde debe ser de todos y al igual que recibió a los jóvenes de Taizé (comunidad ecuménica), participó una actividad multitudinaria como esta cabalgata.

Las “reinas magas” Libertad, Igualdad y Fraternidad recorren las calles de Valencia