El INE eleva a 45.684 los muertos en la primera ola y otro estudio los sitúa en 66.000 totales

Un sanitario realiza un test de antígenos en el Recinto Modernista del hospital de Sant Pau para en Barcelona | david oller
|

Los fallecimientos provocados directamente por el Covid-19 en España desde el inicio de la pandemia ascendieron a 66.795 (hasta el pasado 26 de noviembre), según un estudio realizado por investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid.

El trabajo que realizaron profesores de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería y Diseño Industrial de esta Universidad reveló, además, un exceso de mortalidad en España “acusadamente mayor” que en el resto de los países europeos durante la primera ola.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores analizaron el exceso de mortalidad que se produjo, la evolución de los contagios y las cifras de fallecidos con diagnóstico de Covid-19, así como las de fallecidos sospechosos de haberlo padecido, aún sin recibir un diagnóstico.

Según sus datos, se aprecian dos episodios de significativa sobremortalidad. El primero de ellos tuvo lugar entre el 10 de marzo y el 9 de mayo, y el segundo a partir del 20 de julio, aunque señalan que éste todavía perdura.

 

Datos del INE

Por otro lado, los datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre las causas de muerte durante la primera ola de la pandemia elevan a 45.648 los fallecidos por coronavirus, registrados todos de marzo a mayo y que superan en 18.557 las defunciones computadas por el Ministerio de Sanidad.

La estadística distingue los motivos de los 231.014 decesos contabilizados en España entre enero y mayo, y confirma que hasta marzo no se produjeron las primeras muertes por Covid y que abril, con 26.305 casos, fue el mes con mayor mortalidad debido a esta causa, con la curva de la pandemia en lo más alto.

Dentro del grupo de enfermedades infecciosas, el coronavirus aparece como la causa de muerte más frecuente, con 32.652 muertos con el virus “identificado” y 13.032 con el virus “sospechoso”; en ese período Sanidad había contabilizado 27.127 fallecidos.

Estos datos son de la máxima fiabilidad, ya que se obtienen de los certificados médicos de defunción donde se especifica la causa de la muerte.

Asimismo, hay otros 4.218 fallecimientos de personas que habían contraído la enfermedad pero sin que fuera determinante para el desenlace, aunque el virus hubiera acelerado el proceso.

La curva de defunciones por Covid arrancó con fuerza en marzo, cuando se decretó el primer estado de alarma, hasta 11.278 casos de virus identificado y 4.147 sospechoso; continuó al alza en abril con 18.178 casos confirmados y 8.127 sospechosos y bajó de forma notable en el mes de mayo, con 3.196 muertos confirmados y 758 sospechosos.

La “semana negra” fue la del 30 de marzo al 5 de abril, solo siete días en los que el coronavirus determinó 10.664 defunciones.

Por comunidades autónomas, Madrid fue la región con más defunciones en términos absolutos, con 14.718, seguida de Cataluña (10.754) y Castilla-La Mancha (4.897), que registró la tasa más alta de fallecimientos en relación a su número de habitantes.

 

Desvío “pequeño”

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, consideró ayer como “muy menor” el “desvío” entre los datos del INE sobre los fallecidos “identificados” por Covid en la primera ola, que ascienden a 32.652, y los 27.127 contabilizados por su departamento.

Asimismo, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, aseguró que las medidas que se pusieron en marcha para frenar la pandemia no hubieran sido distintas si se hubiesen conocido los datos de mortalidad del INE.

Por su parte, el líder del Partido Popular, Pablo Casado, acusó al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, de “ocultar” la cifra real de muertos por coronavirus tras conocer los datos del INE. A su entender, España “no merece un Gobierno que mienta”.

 

Datos gallegos

Por otro lado, el INE arroja una cifra de muertes en Galicia con coronavirus mayor que los datos oficiales, ya que solo entre marzo y mayo hay 643 defunciones identificadas (más que los 619 fallecidos notificados por la Consellería de Sanidade en toda la primera ola), a las que suman otras 76 sospechosas.

Además, la tasa bruta de fallecidos con covid en Galicia por cada 100.000 habitantes se encuentra en 23,8 hasta mayo, una cifra muy por debajo de la media española, del 68,8.  

Por su parte, la Consellería de Sanidade trasladó ayer que realiza el cómputo según las pautas dadas por el Ministerio para la recopilación general de datos oficiales, lo que implica que “solo validan” los casos que cuentan con una PCR positiva.

El INE eleva a 45.684 los muertos en la primera ola y otro estudio los sitúa en 66.000 totales