Mañana, primer ‘Día D’

25 junio 2020 El nuevo director general de Deportes del CSD, Joaquín de Aristegui, durante el acto de toma de posesión de su cargo. EFE/Rodrigo Jiménez
|

El Consejo Superior de Deportes ha roto su silencio y ha puesto fin a la inacción de las últimas semanas. El organismo que preside Irene Lozano ha decidido, por fin, intervenir, como se le reclamaba desde la Federación Española de Fútbol y desde los clubes afectados por las presuntas negligencias del Fuenlabrada y LaLiga que obligaron a suspender el partido del Deportivo con el equipo madrileño en la última jornada y quebrantar una circular del ente federativo para la disputa de las dos últimas fechas del curso en horario unificado.

No hizo falta una segunda negativa por parte de la Federación al calendario de Laliga, como establece el convenio de coordinación que firmaron ambas entidades con la mediación del CSD. Tras el primer rechazo de la Federación al calendario propuesto por Tebas y su Comisión Delegada y en vista de que la patronal anunció que iba a celebrar igualmente el sorteo obviando a la RFEF, Irene Lozano ha decidido que llegó la hora de intervenir. Eso sí, ella no estará en el encuentro entre la Federación y LaLiga, que han sido convocadas en la sede del CSD mañana a las 17 horas.

Lozano convocó por carta a los presidentes de la Federación y la Liga de fútbol, para que acudan a una reunión que estará conducida por el director general de Deportes, Joaquín de Aristegui y en la que les insta a llegar a un acuerdo sobre el calendario de la próxima temporada.

“Confío en que durante dicha reunión se alcance un acuerdo entre las dos partes; no obstante, el CSD garantizará que al final de esa reunión se disponga de dicho calendario”, afirma Lozano en la carta dirigida a los respectivos presidentes, Luis Rubiales y Javier Tebas.

DEFINITIVO
Lozano pretende que de esa cita en la que no va a estar salga un acuerdo

“Habiendo constatado fehacientemente que no existe acuerdo ni para organizar la reunión ni sobre el texto de propuesta de calendario y realización del sorteo, he dado instrucciones al director general de deportes para que os convoque y presida una reunión urgente para completar este proceso”, señala Lozano en su misiva.

“Creo que resulta absolutamente imprescindible no postergar por más tiempo la aprobación del citado calendario”, añade la presidenta del CSD, que con esta iniciativa activa la prerrogativa que el Convenio de Coordinación RFEF-LNFP atribuye al Consejo y asimismo se acoge a lo que establece el artículo 8 s) de la Ley 10/1990 del Deporte en materia de solución de controversias.

Lozano solicita a los dos presidentes que comuniquen al CSD qué persona les representará en la reunión.

El director de deportes del CSD es Joaquín de Arístegui, que intervino también en el Pacto de Viana entre Rubiales y Tebas. Fue una figura clave en ese acuerdo para la vuelta del fútbol español. A este diplomático vuelve a encomendársele nuevamente la misión de arreglar lo que Tebas está tensando desde la patronal.

LaLiga pretendía celebrar el sorteo para la próxima temporada de Primera y Segunda División ese mismo día, mientras que la RFEF expresó que “no va a reconocer cualquier simulacro de sorteo que se organice desde la LNFP”. La Federación entiende que no se puede celebrar un sorteo cuando ni siquiera está claro los componentes que tendrá la categoría de plata. El ente federativo aboga por ampliar a 24 los equipos que participen en esa categoría, con el Deportivo y el Numancia entre ellos.

Semana clave

Una cita clave de esta semana es la reunión en el CSD y otra fecha marcada en rojo es la del viernes. Ese día concluye el plazo para presentar alegaciones al instructor de la Federación Española que propondrá al Comité de Competición el descenso disciplinario del Fuenlabrada. l

Mañana, primer ‘Día D’