España aceptó acoger al 0,3% de los refugiados que llegaron a Europa

Children line up for food at a makeshift camp for migrants and refugees at the Greek-Macedonian border near the village of Idomeni, Greece, April 20, 2016. REUTERS/Stoyan Nenov
|

Según Eurostat, la agencia europea de estadística, España aceptó el pasado año dar protección internacional a 1.030 demandantes de asilo, lo que representa un 0,3 % de los 333.350 expedientes tramitados con éxito en la Unión Europea a lo largo de 2015. El Estado aceptó aproximadamente un tercio de las peticiones de protección de asilo presentadas en su territorio el pasado año, es decir, 1.030 de 3.240 registradas. 
De esas 1.030 peticiones de protección aceptadas por España, sólo 10 se resolvieron en apelación, mientras que el resto recibió un dictamen positivo en primera instancia. De todas ellas, la mayoría sirvió para acoger a ciudadanos sirios (655, es decir, 63,9%) y el resto a somalíes (110, es decir, un 10,7%) y paquistaníes (60, lo que supone un 5,8%). En ningún caso se concedió el asilo por razones humanitarias, sino que en su mayoría se correspondieron con la asignación de “protección subsidiaria” (805) y el “estatus de refugiado” (220).  De los veintiocho, España se sitúa así justo en la mitad (puesto 14) en cuanto al número de demandantes de asilo que recibieron el visto bueno de las autoridades del país al que llegaron. 
En lo que respecta al conjunto de la Unión Europea, el número de expedientes favorables al asilo aumentó en un 72% con respecto al año anterior y ha permitido acoger a 333.350 personas. Cerca de la mitad de los refugiados acogidos en la UE en 2015 son de nacionalidad siria, seguidos de eritreos (8%) e iraquíes (7%). Alemania, con 148.200 peticiones de asilo aceptadas, es el país con mayor número de respuestas positivas y también el que registró un mayor incremento (+212%). Le siguen Suecia (34.500), Italia (29.600), Francia (26.000) y Reino Unido (17.900).   
Además de las peticiones de asilo tramitadas positivamente, la Unión Europea reubicó en su territorio el pasado año a 8.155 refugiados, de los que ninguno fue trasladado a España.  

Freno
Por otro lado, la Comisión Europea aseguró ayer que el acuerdo sellado con Ankara para frenar el paso de refugiados a la Unión Europea está dando sus frutos tras un mes de aplicación y ha adelantado que prevé presentar el próximo cuatro de mayo una propuesta formal para retirar la exigencia de visado a Turquía, siempre que el país cumpla para entonces todos los criterios exigidos.
Desde la puesta en marcha del acuerdo a finales de marzo, las autoridades han contabilizado la llegada de 5.874 llegadas “irregulares” de inmigrantes a Grecia, muy por debajo de las 26.878 que se produjeron en las tres semanas anteriores a la aplicación del pacto, de acuerdo a los datos difundidos por el Ejecutivo comunitario. 
“En las últimas tres semanas hemos visto un fuerte descenso de las llegadas irregulares, que ahora debe ir de la mano de la apertura de vías legales para reinstalar (en la UE) a quienes necesitan protección internacional”, declaró en el vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans, en la presentación de la primera evaluación del acuerdo llevada a cabo por Bruselas. 
A la luz de los resultados, el Ejecutivo comunitario prevé presentar el próximo 4 de mayo su informe de progreso para la liberalización de visados a Turquía, que estará “acompañado por una propuesta legislativa” para que este país sea incluido en la lista “libre de visados”. Este paso se dará, matiza la Comisión, siempre que las autoridades turcas tomen las “medidas necesarias” para asegurar que Turquía cumplirá “para finales de abril” con todos los criterios.

España aceptó acoger al 0,3% de los refugiados que llegaron a Europa