La restricción de la avenida de La Marina amenaza con causar atascos en el centro

Copia (2) de El Ideal Gallego-2016-02-05-002-ae01ce16
|

Un día, quizá no muy lejano, se abrirá al tráfico el túnel de O Parrote, después de que los técnicos municipales den el visto bueno y el Gobierno local haya recepcionado las obras supervisadas por la Autoridad Portuaria.  Pero  cuando eso ocurra la circulación del centro no estará preparada para canalizar el flujo de vehículos hacia el vial subterráneo. La presidenta de la Comisión de Movilidad, Begoña Freire, advierte de que el Ayuntamiento no ha adoptado medidas que prevengan atascos en la Pescadería, que se producirán cuando se cierre al tráfico la avenida de La Marina. Para evitarlo, es necesario realizar obras en la plaza de Pontevedra, As Ánimas y ante el Abente y Lago.  
El problema se presentará cuando se restrinja al tráfico el último tramo de la avenida de La Marina. En marzo, según adelantó hace semanas el actual concejal de Movilidad, Daniel Díaz Grandío. Será entonces cuando solo puedan circular por ese tramo el transporte público, ciclistas y vecinos de Ciudad Vieja. El resto de conductores tendrá que hacerlo bajo tierra, por el túnel de casi un kilómetro que discurre por el centro.
Pero la antecesora de Grandío en el cargo, la popular Begoña Freire, asegura que no se han tomado las medidas para hacerlo posible. Actualmente solo pueden tomar el túnel los coches que circulan en dirección centro desde la avenida de Alfonso Molina o la del Ejército, mientras que los que desembocan en la plaza de Ourense provenientes de calles como la avenida de Arteixo, Fontán o Notariado, tienen que torcer a la izquierda y avanzar por La Marina, aprovechando que el tráfico no está todavía restringido. 
Pero cuando el cierre se lleve a cabo, los coches no podrán continuar hasta Puerta Real y el Paseo de la Maestranza. Tendrán que girar en Juana De Vega o en  rúa Nova para llegar a Monte Alto, lo que les obligará a transitar por la ya muy congestionada calle de San Andrés, o dar un rodeo para poder salir al Paseo Marítimo. Freire asegura que bajo su dirección se diseñó una solución, que está paralizada. 
“Por supuesto, el actual Gobierno local es libre de variar o modificar nuestro proyecto. Pero es que no han hecho nada. No han trabajado ni se han molestado en poner a disposición el túnel de O Parrote”, explica Freire, que está segura de ello porque comentó personalmente la propuesta con su sucesos en el cargo y Grandío le confesó que no habían proyectado ninguna solución. “Se me dijo que no estaba previsto ejecutarlo”, explicó. 

plaza de ourense
La razón de que no se hayan tomado medidas es que el Ayuntamiento considera que no son necesarias. “Se nos dijo que funciona muy bien la ordenación de la plaza de Ourense tal y como está y, efectivamente, por ahora funciona aceptablemente, pero hay que posibilitar que todo ese tráfico pueda acceder al túnel cuando esté abierto”, insistió la presidenta de la Comisión de Movilidad. La solución sería técnica, y no costaría apenas dinero: regular los semáforos de la plaza de Ourense para que se pueda cruzar directamente a Alférez Provisional. 
La edil popular reconoció que esta medida debería ser complementada con alguna otra, “alguna pequeña  obra civil” que encauzara el tráfico en la dirección adecuada. Freire asegura que habían acordado esta reordenación con colectivos como taxistas y que todos estaban de acuerdo, y expresó sus dudas de que San Andrés pueda soportar una densidad de circulación mayor. Por eso urge al Gobierno local a que actúe cuando antes:  “Es una situación novedosa que cambia la movilidad, y hay que conseguir que funcione lo mejor posible”. 
Además, la presidenta de la Comisión de Movilidad mantiene que, debido a que la medida es sobre todo de carácter técnico, y apenas requiere obra, no se puede alegar falta de presupuesto o cualquier otra excusa para llevarla a cabo. Freire lo considera una cuestión de toma de iniciativa: “Hay que decir ‘¡Hagase!’ y tomar la decisión adecuada, con la ayuda de los técnicos, claro. La única razón para no hacerlo es no querer tomar decisiones, porque si ahora lo tienes de una forma y no te mueves...”. 

glorietas
Pero al actual concejal de Movilidad también le queda otro cabo del túnel por atar: el extremo del ramal de O Parrote que desemboca en As Ánimas, zona donde el anterior Gobierno local también proyectaba una reordenación: “Es necesario encauzar el tráfico y nuestra solución es construir una glorieta que sustituya a las isletas que se encuentran ahora”, advierte Freire. En realidad, actualmente es una zona con poco tránsito, pero Freire indica que la situación cambiará radicalmente cuando se abra el túnell. 
Para el paseo de la Maestranza con O Parrote, cerca del hospital Abente y Lago, tenían prevista también una glorieta. “La fundamental es la de abajo, pero nosotras la de arriba también la veíamos viable, porque la situación va a cambiar y vendrá más tráfico desde La Maestranza”, comenta. El plan del PP lo combinaba con un plan de mayor envergadura y que incluía la puesta en valor del circuito de murallas y de toda la zona del castillo de San Antón. Pero la concejala popular indica que lo importante es ofrecer una solución práctica que regule el tráfico en As Ánimas.
“Ahora tenemos varias isletas trazadas en el suelo y aletas de tiburón, pero lo óptimo es una glorieta. No es tan difícil. Está dibujada, estudiada, analizada, con sus dimensiones. El coste no es importante, facilita el movimiento de los vehículos... Solo falta decir que se haga”, insiste. 
En cuanto a la que se encuentra en el cruce frente al Abente y Lago, el tráfico proveniente de La Maestranza en dirección a la entrada de As Ánimas será mucho menor. Actualmente un sistema de señales de stops y ceda el paso regulan el tráfico, aunque no resulta muy práctico cuando este aumente, porque habrá muchos menos vehículos provenientes del paseo de la Dársena. Freire asegura que advirtió de todos estos detalles hace meses al Gobierno local, cuando le recordó que debía darse prisa: “Aunque no pensaba que tardarían tanto en abrir el túnel de O Parrote”.

La restricción de la avenida de La Marina amenaza con causar atascos en el centro