España estudia asumir un cupo de 6.565 refugiados tras el acuerdo de la UE con Turquía

Migrants and refugees queue for food at a makeshift camp at the Greek-Macedonian border near the village of Idomeni, Greece, March 30, 2016. REUTERS/Marko Djurica
|

España está considerando asumir un cupo de 6.565 refugiados como consecuencia del acuerdo entre la Unión Europea y Turquía suscrito el pasado 18 de este mes, y considerar la vía voluntaria de la admisión humanitaria, en línea con lo acordado por el Parlamento español. 
Así lo explicó el subsecretario del Ministerio del Interior, Luis Aguilera, que intervino ayer en Ginebra en la reunión de alto nivel sobre la responsabilidad mundial compartida a través de vías de admisión de refugiados sirios, organizada por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).
Además, explicó que España ha comunicado tanto a las autoridades de la UE como a Acnur la voluntad de reasentar, en dos años, a al menos 1.449 refugiados, de los cuales 854 están ya incluidos en el Programa Nacional de Reasentamiento aprobado el pasado 6 de noviembre de 2015. Se trata de las mismas cifras a las que el Gobierno se comprometió el pasado mes de julio y de las que el Consejo de Ministros aprobó las mencionadas 854, por lo que le faltarían por aprobar 595. Aguilera confirmó que el programa de reasentamiento se iniciará este año y que las primeras personas procedentes de los campos de refugiados de Turquía deben llegar a España antes de tres meses. 
A tal efecto, explicó que España ya se ha puesto en contacto con Acnur para comenzar las gestiones de información sobre el terreno y la tramitación de expedientes de los refugiados. 
Asimismo, señaló que estas cifras se suman al compromiso de reubicar a 15.888 personas ya desplazadas a territorio de la Unión Europea.
El subsecretario del Ministerio del Interior subrayó que España considera el reasentamiento como la “vía esencial” para fomentar las llegadas legales de refugiados, evitando que estos pongan en riesgo su vida o sean víctimas de la acción de las redes de traficantes.
Además, detalló que el Gobierno español ha incrementado “de forma considerable” la dotación presupuestaria en materia de protección internacional, con el fin de redimensionar el sistema de asilo (un aumento del 100% del presupuesto del Ministerio del Interior y del 2.500% en el presupuesto del Ministerio de Empleo y Seguridad Social para el sistema de acogida e integración de refugiados).
Con ello, según señaló, España prevé poder acoger no solo a los refugiados que lleguen a sus fronteras (casi 20.000 en el año 2015 y se espera al menos la misma cifra para 2016), sino también las cifras de reubicación y reasentamiento asumidas en el ámbito de la Unión Europea y en el marco del compromiso con la defensa de la paz y los derechos humanos. 
En este sentido, afirmó que “para España es una prioridad reforzar la cooperación con los países que acogen a un gran número de refugiados, y trabajar de forma coordinada con Acnur en este sentido”.
Por su parte, Oxfam, Save the Children y el Consejo Noruego para Refugiados denunciaron que en la conferencia los países se comprometieron a reasentar a tan solo una pequeña parte de las personas más vulnerables.

España estudia asumir un cupo de 6.565 refugiados tras el acuerdo de la UE con Turquía