Gallardón confía en que la Audiencia de Palma evite a la infanta el “paseíllo”

GRA142 PALMA DE MALLORCA, 14/01/2014.- El juez decano de Palma, Francisco Mart�nez Espinosa, decidir� si la infanta Cristina puede acceder en coche hasta el patio de los juzgados para entrar directamente a prestar declaraci�n como imputada el 8 de f
|

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, apostó ayer por evitar que la infanta Cristina tenga que enfrentarse a “situaciones de carácter previo” a su declaración como imputada en el caso “Nóos” que puedan considerarse “perjudiciales” para ella.
El ministro se manifestó de esta forma al ser preguntado por el “paseíllo” de los imputados por la rampa de los Juzgados de Palma. En declaraciones a la Cope, Ruiz-Gallardón estimó que “lo que no debe significar nunca una actividad de colaboración con la Administración de Justicia es que se produzcan penas paralelas”, cuando la infanta “voluntariamente renunció al recurso” contra su imputación y pidió declarar”.
Las declaraciones del ministro coinciden con la opinión de Jesús Silva, abogado de la infanta Cristina, quien afirmó ayer que prefiere que la hija menor del rey acuda a declarar como imputada ante el juez del caso “Nóos” sin “paseíllo” ante las cámaras por la rampa que da acceso a los juzgados de Palma y que el interrogatorio no sea grabado en vídeo.

respeto
En declaraciones a la prensa a las puertas de su despacho, Silva afirmó que respeta la decisión de las autoridades judiciales, pero que preferiría que a la infanta se le permita acceder en coche directamente al patio de los juzgados de Palma, ahorrándose así el “paseíllo” por la rampa del edificio judicial donde su esposo, Iñaki Urdangarin, y el resto de imputados del caso “Nóos” caminaron ante las cámaras.
Será el juez decano de Palma, Francisco Martínez Espinosa, quien decidirá si la infanta Cristina puede acceder en coche hasta el patio de los juzgados para entrar directamente a prestar declaración como imputada el 8 de febrero o tiene que bajar a pie la rampa.
Como en las declaraciones de Iñaki Urdangarin en febrero de 2012 y 2013, Martínez Espinosa establecerá las condiciones externas en que se celebra la comparecencia como imputada de doña Cristina a partir de las indicaciones que le planteen los responsables del dispositivo policial de seguridad.
Cuando el esposo de la infanta declaró por primera vez, el juez decano accedió a que bajase en coche hasta el patio en el que se encuentra la puerta del juzgado de guardia, aunque finalmente Urdangarin descartó esa opción, descendió la cuesta a pie e, incluso, hizo declaraciones a los periodistas. En la segunda ocasión, también bajó andando.
También es relevante desde el punto de vista de la imagen dónde podrán situarse fotógrafos y cámaras de televisión y cuántos estarán en disposición de captar a la infanta cuando acceda a los juzgados. 

Gallardón confía en que la Audiencia de Palma evite a la infanta el “paseíllo”