La familia de Puigdemont y otros exconsellers piden dinero para pagar gastos de transporte

Puigdemont se dirige a sus simpatizantes en un acto celebrado en Bruselas | STEPHANIE LECOCQ (efe)
|

Familiares de los exconsellers catalanes que se encuentran en prisión, así como del expresidente Carles Puigdemont y de los exconsellers huidos en Bruselas presentaron ayer la Associació Catalana pels Drets Civils, que busca recabar apoyos ante la situación por la que pasan los miembros del Govern cesado y Jordi Sánchez (ANC) y Jordi Cuixart (Ómnium).
En rueda de prensa desde la Universitat Pompeu Fabra (UPF), Mertixell Lluis, esposa de Josep Rull, ha resumido así la iniciativa: “Estamos en una situación extraordinaria y lo que queremos es recoger y agradecer el apoyo que la sociedad civil y personas individuales nos están dando”.

El principal objetivo de la asociación es recabar apoyo económicos –han habilitado un número de cuenta– para cubrir los costes de transporte que conlleva ir a ver a sus familiares en la cárcel o en Bruselas: “Los tenemos entre a 600 y 800 kilómetros de distancia”, alegó Diana Riba, la esposa de Raúl Romeva.
La asociación se gestó las últimas semanas tras la entrada en la cárcel de varios dirigentes soberanistas, entre ellos varios exmiembros del Govern, y Riba expuso el “esfuerzo económico grande” que supone ir a ver sus familiares a los centros penitenciarios –Estremera, Soto del Real y Alcalá Meco– y a Bruselas.
Lluís aseguró que es una asociación con vocación de futuro, ya que contemplan que en los próximos meses podrían haber nuevos “represaliados” por el proceso soberanista cuyas familias también necesiten el apoyo que ellos ahora reclaman.

Otros objetivos
La entidad tiene otros objetivos, que explicó Riba y que están recogidos en la web “adretscivils.cat”, como la defensa de los derechos civiles y humanos y promover “el ejercicio de los derechos fundamentales como la libertad de expresión, de asociación y el derecho de autodeterminación”.
También buscarán fomentar la cooperación entre pueblos; velar por el asesoramiento y la defensa jurídica de las personas, y crear una red de defensa y promoción de los derechos civiles y humanos “dentro del marco de los Paisos Catalans” y buscar sinergias con otros ámbitos.
Explicaron que la asociación solo la integrarán los familiares del presidente y los exconsellers y los dos líderes soberanistas Sánchez y Cuixart, aunque habilitarán la figura del “amigo” de la entidad para quien quiera colaborar y estar en contacto permanente con la asociación.

La entidad está integrada por quince familias: las de los encarcelados Oriol Junqueras, Jordi Turull, Josep Rull, Raúl Romeva, Joaquim Forn, Carles Mundó, Dolors Bassa, Meritxell Borrás, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, y los que están en Bruselas Carles Puigdemont, Clara Ponsatí, Meritxell Serret, Toni Comín y Lluís Puig.
Aseguraron que los fondos que reciban los destinarán exclusivamente para cubrir estos gastos de transporte, por lo que no incluye ni los gastos de todos los procesos judiciales, ni tampoco los gastos de los consellers y el presidente que están viviendo en Bruselas.
La esposa de Rull explicó también que su número de cuenta no está relacionado con la “caja de solidaridad” que tienen en funcionamiento la ANC y Ómnium, y que sirve para pagar multas y fianzas como la de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y el resto de miembros de la Mesa.
Aparte de Lluís y Riba, han acudido una veintena de familiares como la esposa de Mundó, Anna Marta Roca; la hermana de Mertixell Borrás.

La familia de Puigdemont y otros exconsellers piden dinero para pagar gastos de transporte