La juez rechaza la petición de Zaplana de quedar en libertad por razones humanitarias

Zaplana llega a la comandancia de Tres Cantos | aec
|

La magistrada del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia, que investiga la operación “Erial” que ha llevado a la detención e ingreso en prisión del expresidente de la Generalitat Eduardo Zaplana por presuntos delitos de blanqueo de capitales, malversación y prevaricación, rechazó la petición del exministro de Trabajo de quedar en libertad por razones humanitarias o, subsidiariamente, de pasar a arresto domiciliario.


La defensa del exministro y expresident Eduardo Zaplana había presentado un recurso de reforma contra el auto de prisión de la juez, en el que alegaba que la medida era “innecesaria y desproporcionada”, sostenía que no existía “ningún riesgo objetivo de destrucción de pruebas” ni de fuga, tanto por el “arraigo personal y familiar” del exdirigente “popular” como por la “grave enfermedad” que padece desde hace años –leucemia– y que requiere cuidados “continuos y periódicos”.


Para las razones humanitarias se basaba en dos informes médicos, uno de ellos forense, en los que se apuntaban que Zaplana presenta un grave riesgo de sufrir “infecciones oportunistas” dado el “cuadro profundo de inmunosupresión” que padece el exministro, según confirmaron fuentes de la defensa.
Sin embargo, la juez ha rechazado el recurso con el argumento de que “quien comete presuntamente un delito debe asumir las consecuencias de sus actos siendo él el único responsable” y porque que las vigilancias a las que se ha sometido a Eduardo Zaplana desde el año 2015 –cuando comenzó la investigación– reflejan una vida “muy activa”, sin haber hecho uso de mascarillas.
Además, apunta que Zaplana ha solicitado el uso del gimnasio de la cárcel de Picassent en la que se encuentra, lo que, a juicio de la magistrada, “evidencia que se encuentra en perfecto estado independientemente de la enfermedad que padece”.

La juez rechaza la petición de Zaplana de quedar en libertad por razones humanitarias