La construcción y la rehabilitación cayeron un 35% hasta marzo y un 59% solo en abril

El impacto del coronavirus en el primer semestre del año incluyó un 28% menos de visados de obras | patricia g. fraga
|

Los aparejadores dieron ayer la voz de alarma sobre el estado de la construcción en A Coruña. Según la delegación del Colegio Oficial de la Arquitectura Técnica de A Coruña (COAT AC), en el primer trimestre de este año se registraron 198 visados para la construcción y rehabilitación de viviendas en A Coruña y su área metropolitana frente a los 307 del mismo periodo del año anterior. Es decir, un 35% menos.

Durante el segundo trimestre de 2020 la arquitectura técnica vivió el máximo impacto de la pandemia de la Covid-19. Solo en abril, cuando se instauró el confinamiento, la caída de visados fue del 59,13% (de 155 en 2019 a 47 este año). El presidente del COAT, Roberto Medín, quiso mostrarse optimista: “Así como la anterior crisis la construcción sufrió mucho porque el Gobierno tuvo miedo a promocionarlo, en esta ocasión el Gobierno se ha dado cuenta de que si apoya la rehabilitación el paro será mucho menor”. 

Si se toma como referencia todo el primer semestre de 2020, la incidencia de la Covid-19 se nota menos. La caída de visados de enero a junio de este año (621 visados) en la ciudad y su área de influencia fue del 28% respecto al primer semestre de 2019 (447 visados).

Conviene señalar que la presentación del visado ante el COAT, a diferencia de otros visados en el sector de la arquitectura, implica ya la ejecución material del proyecto de construcción o rehabilitación. El visado garantiza la habilitación del profesional que suscribe el trabajo y que éste se ejecute según la normativa.

A más largo plazo, Medín Guyatt, aunque considera que es pronto para hacer balance de 2020, estima que el año cerrará con una “considerable” caída de visados tanto en el área metropolitana como en toda la provincia respecto a 2019. Se trata de un cambio de dinámica muy importante, porque el número de visados había crecido sin parar desde el final de la crisis y ahora todo depende de la Administración.

La construcción y la rehabilitación cayeron un 35% hasta marzo y un 59% solo en abril