Suiza rechaza en referéndum una propuesta para expulsar a extranjeros por delitos menores

Posters against the initiative to deport foreign criminals are seen in Bern, Switzerland February 28, 2016. Swiss voters were seen rejecting a proposal to deport foreign law-breakers in a referendum on Sunday, according to projections from Swiss broadcast
|

La ciudadanía suiza rechazó ayer en referéndum la propuesta del partido ultraderechista Partido Popular de Suiza (SVP) para deportar a aquellos inmigrantes que incumplan la ley del país, incluso en el caso de delitos menores. Con una afluencia a las urnas del 62%, el 58,9 por ciento de los suizos que depositaron ayer su voto lo hicieron en contra de las deportaciones automáticas.
Desde una multa de tráfico hasta asesinato, la medida establecía que cualquier inmigrante que fuera declarado culpable de un delito grave o dos menores en un período de diez años, sería expulsado de manera automática y sin posibilidad de apelación. La legislación actual contempla esta medida en casos de violación, abuso sexual o asesinato.
Además, la propuesta hubiera privado a los jueces de su capacidad para decidir individualmente y atendiendo a las circunstancias personales de cada uno de los casos. 
La oposición de activistas y sector privado fue clave. Ambos argumentaban que la medida propuesta violaría los Derechos Humanos y complicaría en grado sumo la relación del país con su principal socio económico, la Unión Europea. 
El SVP es un partido antiinmigración que ha visto aumentar su influencia debido a la crisis migratoria que sufre Europa y que logró reunir las 100.000 firmas necesarias para iniciar un proceso de referéndum sobre su propuesta de ley. Las críticas sobre esta medida se hicieron fuertes con el hecho de que la propuesta incluía en el grupo de inmigrantes a los “segundos”, término con el que los suizos se refieren a aquellos nacidos en Suiza que carecen de ciudadanía por ser hijos de inmigrantes.
“La mayoría de los votantes han expresado su aceptación de los inmigrantes en el país, en especial la de los ‘segundos’”, afirmó la ministra de Justicia suiza, Simonetta Sommaruga.
Durante la campaña, ambas partes hicieron gala de una estrategia propagandística singularmente dura. El SVP mostraba a una oveja blanca expulsando del país con una coz a una oveja negra mientras que los contrarios a la medida colocaban carteles con la cruz de la bandera suiza esbozada como una esvástica.

Suiza rechaza en referéndum una propuesta para expulsar a extranjeros por delitos menores