Cientos de pasajeros sufren retrasos de varias horas en las rutas de Vueling

El Ideal Gallego-2016-03-30-005-c380fb1b
|

Alvedro no recordaba un caos igual desde hace tiempo. Ni los desvíos por mal tiempo generan tanto desconcierto en la terminal como el que se produjo ayer por los retrasos en las distintas rutas operadas por Vueling. Los problemas de la aerolínea a nivel estatal afectaron a cientos de personas en el aeropuerto coruñés –donde la compañía es la principal operadora por número de usuarios y rutas–, muchos de los cuáles soportaron retrasos de horas y horas para poder partir hacia sus destinos. Lo mismo les sucedió a los que venían hacia la ciudad, algo que la empresa justificó por un imprevisto que se produjo a última hora de la tarde del martes en su base principal en el aeródromo de El Prat. 
Las versiones de los distintos actores relacionados con Alvedro varían pero lo que sí se sabe es que los peor parados fueron los clientes que habían comprado sus pasajes para viajar a Sevilla y Barcelona a última hora de la noche del lunes y primera de la mañana de ayer. El avión de Vueling que debía trasladar a los viajeros a Sevilla en la noche del lunes tuvo que ser desviado, de tal forma que los clientes se vieron obligados a esperar hasta la mañana siguiente para partir. 
Para evitarles más problemas, la compañía decidió recolocar el destino a la ciudad andaluza en el avión que debía partir hacia Barcelona. Estos tuvieron que esperar a otro avión y, de este modo, se fueron encadenando retrasos en la parrilla. Las conexiones de Barcelona-A Coruña y A Coruña-Londres se vieron igualmente afectadas. 

resignación a última hora
“Acumuláronse do día anterior e tamén houbo cambios por baixa visibilidade”, comentaron fuentes del comité. Por su parte, desde la plataforma Alvedro Vuela más Alto aclararon que la empresa estaba viviendo “un gran descontrol” por falta de aviones para asumir todas las previsiones.
En total se sumaron numerosas horas de espera en Alvedro y cientos de pasajeros afectados, que formaron largas colas en el mostrador de información y reclamación. 
Al mediodía la cafetería era un hervidero de gente esperando la salida de varios vuelos, así como la llegada de otros Vueling con retraso. “Siempre se atrasa”, afirmó una joven, molesta por la falta de explicaciones concretas. 
Los que esperaban a gente que venía de Barcelona se mostraban más tranquilos porque las parrillas solo indicaban 30 minutos de tardanza. “No noso caso non nos trastoca, pero si viaxaramos ao revés sí sería conflictivo porque podíamos perder un tren ou un avión”, destacó un matrimonio. 
Otros usuarios de la instalación aguantaron con más resignación los problemas, que no fueron tan graves como los de primera hora de la mañana. 

retorno
Fuentes de Vueling consultadas por este diario aclararon que las dificultades no se generaron en Alvedro. “Ayer [por el lunes] teníamos un pico de operaciones por el retorno de Semana Santa en Barcelona y por la tarde un avión ejecutivo se quedó bloqueado en el medio de una de las pistas”, subrayaron, indicando la razón del desbarajuste de horarios. 
Esto causó atrasos que ayer fueron mostrándose, en efecto dominó, por distintos puntos de la península. Las opciones que dio la compañía fueron el cambio de billete para otro día o el reembolso del dinero. Hoy esperan volver a la normalidad.

Cientos de pasajeros sufren retrasos de varias horas en las rutas de Vueling