ARTEIXO - El Ayuntamiento de Arteixo actuará en cuatro propiedades para garantizar la seguridad

|

El departamento de Disciplina Urbanística ha emprendido cuatro órdenes de ejecución de actuaciones que garanticen la seguridad y la salubridad de otras tantas propiedades.
Salvo uno de los casos, se trata del inicio de los expedientes por lo que los dueños y responsables de las actuaciones en cuestión aún tienen plazo de audiencia para alegar si así lo consideran oportuno.
La excepción es un edificio ubicado en el número 273 de la travesía de Arteixo, en este mismo núcleo. Desde el Ayuntamiento le ordenan la colocación de elementos –como una red o una marquesina– que evite que se puedan caer cascotes en la vía pública. En el caso de no cumplir con la orden, se le impondrán multas coercitivas de 300 a 600 euros.
En el mismo núcleo, en la calle de Médico Amenedo Casabella se obliga al dueño a instalar las ventanas y a dotar a la vivienda de las condiciones mínimas de habitabilidad para “non causar prexuízos á veciñanza”.
En la calle de Valladolid, en Meicende, los técnicos municipales consideran que, para garantizar la seguridad, solo es necesario la revisión de la cubierta y fachadas y retirar los materiales que presenten peligro de caer. Además ordenan la limpieza de la maleza del interior y exterior de las construcciones.
El último de los expedientes corresponde a una parcela en Morás, en la calle de Mendiño. Según se relata en el informe de disciplina urbanística, las actuaciones de la Administración llegan por la denuncia de un particular como la empresa Riofisa, propietaria de la finca.
Los funcionarios instan a esta compañía a eliminar toda la vegetación arbustiva en el lado que colinda con el cierre del denunciante. A mayores, tendrán que cortar tres eucaliptos en el mismo lado de la parcela.

sin permiso municipal 
Disciplina Urbanística también ha iniciado dos procedimientos por actuaciones que no se ajustan, en uno de los casos, o no tienen, el segundo, los permisos municipales oportunos.
En A Xesteira, Morás, procedieron a realizar un movimiento de tierras y la construcción de un muro sin licencia. El segundo de los casos, se trata de un cierre de una finca en el lugar de Outeiro en Barrañán.
En ambos casos, se requiere a los propietarios para que ajusten las obras acometidas a la legalidad vigente. En el caso de no cumplir se ordenará el derribo de los trabajos ejecutados y se impondrán multas coercitivas. n

ARTEIXO - El Ayuntamiento de Arteixo actuará en cuatro propiedades para garantizar la seguridad