Obama afirma que EEUU trabajará con Argentina en su “transición histórica”

Argentine President Mauricio Macri (R) and U.S. President Barack Obama shake hands at the Casa Rosada government house in Buenos Aires, March 23, 2016. REUTERS/Martin Zabala/Pool
|

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo ayer en Buenos Aires que su país “está listo para trabajar con Argentina en su transición histórica”, y elogió al mandatario argentino, Mauricio Macri, con el que abogó por iniciar “una nueva etapa” en las relaciones bilaterales.
Obama, que llegó ayer a Argentina, da un así un giro radical en los vínculos con un país que vuelve a abrirse a la potencia estadounidense, tras una larga gestión de centroizquierda que estrechó lazos con China y Venezuela.
Y es que el mandatario estadounidense mantuvo durante años una tensa relación con la expresidenta Cristina Fernández, una aliada del fallecido líder venezolano Hugo Chávez que profundizó las relaciones comerciales con China. Más de una vez Fernández atacó verbalmente a funcionarios estadounidenses y Obama la desairó en reuniones regionales. Pero las cosas han cambiado con la llegada al poder en diciembre pasado del centroderechista Mauricio Macri, con el que Obama ofreció ayer una rueda de prensa conjunta en la Casa Rosada después de mantener una reunión a puerta cerrada de dos horas en el marco de la visita oficial del presidente estadounidense a Argentina, que se prolongará hasta hoy.
“Estados Unidos está listo para trabajar con Argentina en su transición histórica”, dijo Obama, que confesó que está “impresionado” por los logros de su homólogo argentino en sus primeros cien días de Gobierno.

fondos buitre
En concreto, se refirió al principio de acuerdo entre Argentina y los fondos de inversión estadounidenses –bautizados por el kirchnerismo como “fondos buitre”–, que ha puesto fin a 15 años de batalla legal por el pago de la deuda soberana.
Obama valoró que, si bien “por la naturaleza del sistema legal” en Estados Unidos no puede “hablar públicamente” de este tema, “el planteamiento constructivo de Macri ha abierto la posibilidad de que haya una solución para estabilizar la situación financiera” de Argentina.
El inquilino de la Casa Blanca mostró incluso su fascinación personal por Macri. “Tiene una energía sobresaliente”, subrayó. “Es un ejemplo para otros países en este hemisferio”, apuntó, al tiempo que lamentó que sus mandatos no vayan a coincidir. Macri se mostró dispuesto a iniciar “una etapa de relaciones maduras, inteligentes y constructivas” y señaló la lucha contra la pobreza, para lo cual consideró esencial el intercambio “en educación para el desarrollo de la ciencia y la tecnología”.
“Argentina tiene mucho para ofrecer y hoy hay un bajísimo intercambio con Estados Unidos. Hay que potenciar las inversiones de las empresas de su país en Argentina”, reclamó al dirigente estadounidense.
El mandatario argentino confesó que Obama le ha servido de “inspiración”. “Usted demostró que con audacia y convicción se podía desafiar al status quo”, destacó. “Siento que comparto con usted una visión sobre el siglo XXI que nos desafía”, afirmó.
Por otro lado, la esposa de Barack Obama, Michelle Obama, y la mujer de Mauricio Macri, Juliana Awada, acudieron juntas al Centro Metropolitano de Diseño, donde la primera dama estadounidense ofreció un discurso para las jóvenes argentinas.

Obama afirma que EEUU trabajará con Argentina en su “transición histórica”