El presidente del Consello Galego de Enxeñerías apuesta por la ampliación de Alfonso Molina

El Ideal Gallego-2016-03-05-007-433d1cd0
|

Los decanos de los ocho colegios profesionales de ingeniería presentaron ayer la asociación que las agrupará a todas: el Consello Galego de Enxeñerías (GCES), cuya primera presidencia recayó en Ricardo Babío, del colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos. El consello nace con el objetivo de ser la voz unificada de los 5.000 profesionales de un sector altamente cualificado ante la sociedad gallea y durante su intervención, Babío comentó que la ampliación de Alfonso Molina es necesaria y que espera que se realice cuanto antes. 
Babío también opinó sobre la discrepancia que existe sobre la Intensidad Media Diaria (IMD) de la circulación en la avenida. Fomento, que quiere añadir un cuarto carril por sentido, asegura que creció un 42% el último año, mientras que el Ayuntamiento, que quiere urbanizarla sin ensancharla, asegura que cayó un 8%, apoyándose en datos de la DGT. “El que tiene los datos es Fomento, cuyos técnicos llevan muchos años planificando y controlando el tráfico,  pero debería decir desde dónde saca esos datos. Hay que tener en cuenta la particularidad”. 
Porque a Babío, como usuario, de Alfonso Molina, le resulta sorprendente un incremento tan grande. “El conteo lo es todo, pero puede ser que no sean datos comparables, de manera que lo que puede pasar es que no esté medido en el mismo sitio, antes y después de una incorporación”, especula. Además, coincide con el Ayuntamiento en que la Tercera Ronda afectó a Alfonso Molina, y que lo hará más cuando se conecte la AC-14 con la autopista a través del Vial 18. 

dispuestos a la guerra
“Desde luego, nos ofrecemos a hacer un análisis objetivo desde fuera pero, a bote pronto, Fomento tiene las competencias de las carreteras”, añadió Babío, que desde ayer asume la presidencia del CGES, que pretende representar el factor tecnológico delante de las administraciones públicas, entidades, corporaciones e personas físicas y jurídicas, ofreciendo recomendaciones y consejos en cualquier aspecto que sea de interés para la sociedad. “Nuestra intención, es que se nos oiga, y estamos dispuestos a la guerra si no se nos tiene en cuenta”, advirtió el presidente del Consello.  
También organizará y participará en congresos, conferencias,  exposiciones, cursos  y cualquier otra actividad docente relacionado con la ingeniería, así como establecer menciones honoríficas y editar publicaciones  Javier Pamiés, vocal da asociación, indica que “no CGES estamos para traballar en positivo”.

El presidente del Consello Galego de Enxeñerías apuesta por la ampliación de Alfonso Molina