Un gran presupuesto imposible de pagar

|

  En la junta general del Circo de Artesanos, a la que estaban llamados sus 167 socios, la directiva empezó aclarando el presupuesto previsto para 2012 y que ascendería a más de 246.000 euros, “el 65% para gastos de personal”. Así lo aseguró el secretario de la directiva hasta ayer, Ignacio Casal, pero él mismo relató a los asociados que eran unos presupuestos difíciles de cumplir. Los principales afectados por la mala gestión económica de la entidad son los seis trabajadores, que llevan cuatro años cobrando fuera de plazos y que en estos momentos sufren un retraso de nóminas de tres meses y medio y no saben cuando volverán a cobrar. Así, lamentaron que nadie se preocupe de su situación en las juntas, en las que tampoco son resueltas la mayoría de dudas de los socios. Al anunciar su disolución, la directiva tampoco abordó una posible conversión en centro cívico municipal.

Un gran presupuesto imposible de pagar