Medio Rural da por controlado el gran incendio que afecta a Verín

Varios brigadistas observan la superficie calcinada como consecuencia del incendio forestal de Verín | Brais Lorenzo (efe)
|

La Consellería do Medio Rural da por controlado, desde las 11.30 horas de ayer, el gran incendio forestal que afecta a la parroquia de Vilamaior del municipio ourensano de Verín. El fuego se inició el pasado jueves y se extendió por varios ayuntamientos colindantes a Verín. Según las últimas estimaciones dadas a conocer por la Xunta, la superficie afectada se eleva hasta las 1.361,7 hectáreas.
En las tareas de control de este incendio participaron, a lo largo de las últimas jornadas, cinco técnicos, 61 agentes, 107 brigadas, 69 motobombas y siete palas, así como medios aéreos.
Por otra parte, la Xunta dio por estabilizado el incendio forestal que desde la tarde del sábado afecta a Laza (Ourense), en concreto a la parroquia de Camba. Según las últimas estimaciones, el fuego ha calcinado ya 70 hectáreas de monte raso. En las tareas de control participaron un técnico, cinco agentes, 18 brigadas, seis motobombas y medios aéreos.

Pantón
Además, continúa bajo control el fuego de Pantón (Lugo), declarado en la parroquia de Toldaos y que quemó un total de 248,96 hectáreas desde su inicio el pasado viernes. En las tareas de extinción participaron 15 agentes, 41 brigadas, 25 motobombas, tres palas y medios aéreos.
Por otro lado, el incendio forestal que afectó a unas 36 hectáreas del municipio ourensano de Xinzo de Limia fue extinguido a las 13.30 horas del sábado.
El fuego comenzó en la tarde del viernes en la parroquia de Damil y, según los datos provisionales aportados por la Xunta, afectó a 36 hectáreas, 24,5 de monte raso y 1,5 de arbolado.
En las labores de extinción participaron cuatro aviones, cuatro helicópteros, cuatro agentes, 14 brigadas y seis motobombas.
El pasado viernes, el BNG exigió más medios contra el fuego en la provincia de Ourense, en donde reclama un plan específico.
La diputada del BNG Noa Presas auguró un “agosto negro” en Ourense, por lo que emplazó a la puesta en marcha de más medios de forma inmediata.
En este sentido, señaló que Ourense “tiene unas condiciones diferenciadas como es el abandono de una parte muy significativa de su territorio que está, literalmente, a monte”. Además, la provincia tiene unas condiciones meteorológicas “adversas”, “caracterizadas por las altas temperaturas”.
“Por un lado es imprescindible reforzar los medios materiales y humanos del dispositivo y, por otro, es imprescindible dotar de un plan específico de actuación al territorio de Ourense, porque no podemos permitir que, verano a verano, veamos fuegos con esta cantidad de hectáreas quemadas y con estos riesgos para la población”, subrayó.

Medio Rural da por controlado el gran incendio que afecta a Verín