Decenas de miles de personas unen las tres capitales vascas en favor del derecho a decidir

Parte de la gran cadena humana que se formó ayer uniendo las tres capitales vascas | javier zorrilla (efe)
|

Decenas de miles de personas, más de 175.000 según informaron los organizadores, participaron ayer en la cadena humana que partió de San Sebastián y acabó en Vitoria después de pasar por Bilbao en favor del derecho a decidir en Euskadi.

Los organizadores de este evento, la plataforma Gure Esku Dago (Está en nuestras manos), ya anunciaron el sábado que habían logrado las 100.000 adhesiones que necesitaban para unir las tres capitales vascas en una cadena en la que participaron dirigentes de los partidos y sindicatos nacionalistas. La movilización acabó frente al Parlamento Vasco y allí la apoyó su presidenta, Bakartxo Tejeria, y varios cargos y parlamentarios de su partido, el PNV, y de EH Bildu.
Entre el recorrido de 202 kilómetros hubo puntos dedicados al apoyo a Cataluña, con participación de miembros de la ANC, Ómnium Cultural, ERC y la CUP, y a los condenados por agresión a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua (Navarra). Además de Tejeria secundaron el llamamiento en favor del derecho de autodeterminación los alcaldes de las tres capitales y los diputados generales de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa, todos ellos del PNV.

También anunciaron su presencia los exlehendakaris Juan José Ibarretxe y Carlos Garaikoetxea. Al finalizar la cadena, Angel Oiarbide, portavoz de Gure Esku Dago, leyó un manifiesto en el que sostuvo que el “ejercicio del derecho a decidir será clave en el próximo ciclo porque es fundamental para garantizar la convivencia a largo plazo y porque, teniendo como único límite la voluntad democrática de la ciudadanía, permite defender todos los proyectos políticos en igualdad, sin exclusiones”.
“Solo queremos tomar la palabra, profundizando en la democracia, para decidir de forma soberana”, añadió Oiarbide quien afirmó que “este pueblo dejó muy claro que no está dispuesto a dar pasos atrás en sus objetivos”. Subrayó que se está abriendo un “nuevo ciclo de convivencia, soberanía y decisión” y que con movilizaciones como la de hoy se demostró que los vascos quieren “decidir el futuro político”, que tienen “necesidad de decidir”.
A la última persona que componía la cadena humana le llegó el documento que denominaron Pacto Ciudadano, en el que se recogen las 2.019 razones en favor del derecho a decidir expuestas por los ciudadanos que participaron en sesiones participativas previas y que harán llegar a los parlamentos vasco y navarro.
Gabriel Rufián consideró “muy positivo” que “al final” dos procesos de “emancipación o de autodeterminación” como el de “Euskal Herria” y el de Cataluña “encuentren puntos de conexión y de colaboración”.

Decenas de miles de personas unen las tres capitales vascas en favor del derecho a decidir