El conselleiro de Economía prioriza mantener la actividad industrial

El conselleiro Francisco Rueda | eliseo trigo (efe)
|

El conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, considera “prioritario” mantener la actividad industrial “con todas las garantías” para asegurar la salud de los trabajadores. El funcionamiento del sector secundario y primario debe “mantenerse siempre” con la seguridad de que los empleados de las empresas trabajan amparados por medidas de prevención para evitar contagios de coronavirus que contribuyan a su expansión, lo que ha obligado a declarar el estado de alarma en todo el Estado.

Conde fue entrevistado entrevista en Cadena Ser y allí explicó que a lo largo de la semana su Consellería se había reunido con los agentes sociales y económicos gallegos para trasladarles información y “crear un grupo de seguimiento en el ámbito económico y sociolaboral”. Uno de los principales objetivos que se han marcado es “la prevención” para los trabajadores para que puedan desarrollar sus labores “con normalidad”. Mantener la propia actividad de las empresas con las máximas garantías sería el segundo objetivo.

Reacción inmediata

El titular de Economía espera alguna “reacción de forma inmediata” por parte del Gobierno central en materia económica para “acompañar las necesidades de los diferentes sectores”, sobre todo el turismo y el comercio, los que más sufrirán las consecuencias de la crisis sanitarias ante el cierre obligado de los establecimientos.

El conselleiro apunta a que “tendremos que estar muy cerca de ellos para acompañarlos en esta situación especialmente complicada” para conseguir “que el impacto sea menor” y eso permita “una recuperación cuanto antes y que no afecte a otros sectores como el industrial o el agroalimentario”.

Por otra parte, el conselleiro apela al “diálogo social” como una “clave” para evitar regulaciones de empleo porque considera que los agentes sociales y patronal deben estar en contacto y establecer mecanismos para “atenuar el impacto de la situación actual” a través del teletrabajo, la flexibilidad horaria, la conciliación e incluso vacaciones. A esto suma la reorganización de turnos que muchos empresarios ya están introduciendo.

Uno de estos mecanismos que ha propuesto la Xunta es permitir libertad horaria a los establecimientos que no están obligados a cerrar, como las farmacias o los supermercados porque, como el mismo recordó, se trata de “una medida excepcional en una situación excepcional”. Con ella buscan evitar “aglomeraciones en los supermercados” y así reforzar la prevención para combatir el contagios del virus y garantizar que no se expanda.

El conselleiro de Economía prioriza mantener la actividad industrial