El Gobierno municipal negocia para que el pago de las indemnizaciones del castro de Elviña no afecte al presupuesto

El Ayuntamiento quiere pagar las indemnizaciones entre 2020 y 2021 | quintana
|

El Ayuntamiento destinará el dinero restante del superávit del año pasado a hacer frente a las sentencias pendientes por las expropiaciones del castro de Elviña o a amortizar deuda, por lo que este año este dinero tampoco se destinará a Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS). Existen contactos con el Ministerio de Hacienda para ver si es posible usar estos fondos para los pagos derivados de procesos judiciales y que no afecten al presupuesto de 2020.

La junta de gobierno local aprobará hoy tres cambios en las cuentas, el más cuantioso por 6,2 millones de euros. El Ayuntamiento remitió una consulta al Ministerio de Hacienda para conocer si es posible destinar el dinero del superávit a afrontar los pagos pendientes derivados de la sentencia en firme sobre las expropiaciones en el castro de Elviña. En caso de que la respuesta sea favorable, se reservan 6.239.659,62 euros para abonar los pagos pendientes de esta sentencia (algo más de 131.000 euros son de remanente líquido de tesorería municipal).

La intención del Gobierno local es que esta maniobra les permita cumplir con la parte de la sentencia correspondiente al próximo año sin que afecte al presupuesto ordinario de la ciudad, ya que si la respuesta no es favorable los fondos se tendrán que incluir en las cuentas, algo que repercutirá en el apartado de inversiones.

La decisión del ministerio afecta al superávit del año pasado ya que las sentencias no eran firmes cuando se cerró el ejercicio, pero desde María Pita se obtuvo el visto bueno del Estado para asumir el pago de las indemnizaciones por sentencias firmes en el año 2020 a cuenta del superávit de 2019. Estas negociaciones con el ministerio comenzaron hace dos meses.

Se reservarán 6,2 millones de euros que no se utilizarán para inversiones financieramente sostenibles

Además, se aprobará otro cambio en la cuentas que aportará otros 453.265,88 euros para el abono de las sentencias y que no está sujeto a la resolución de Hacienda, por lo que esa cantidad servirá para poder comenzar este mismo año con los pagos.

En total, el Ayuntamiento tiene que pagar más de 12 millones de euros por las expropiaciones en el castro de Elviña como compensación entre el precio abonado en su momento y el que los tribunales consideran que era el apropiado.

 

Plan B

Una respuesta negativa del ministerio de Hacienda conllevará que los 6,1 millones de euros restantes del superávit del año pasado se tengan que destinar a amortizar deuda.

Esta alternativa fue la utilizada el año pasado para más de 15 millones de euros ante la imposibilidad de que fuesen destinados a inversiones sostenibles por los incumplimientos en el período medio de pago a proveedores, una circunstancia que se repite en este ejercicio.

El último dato conocido es el del pasado mes de septiembre, en el que el Ayuntamiento tardó una media de 36,46 días en abonar las facturas a sus proveedores, mientras que el límite marcado por el Ministerio de Hacienda está marcado en 30 días.

La junta de gobierno local también dará el visto bueno a un modificado de crédito relacionado con convenios nominativos en el área de Servicios Sociales. Los tres cambios en las cuentas deben ser refrendados posteriormente por el pleno.

El Gobierno municipal negocia para que el pago de las indemnizaciones del castro de Elviña no afecte al presupuesto