El Partido Socialista busca recuperar la Alcaldía y la cohesión perdidas

16 noviembre 2018 A Coruña.- José Manuel García, Inés Rey, Rafael Arangüena y Juan Ignacio Borrego, los cuatro candidatos de las primarias del PSOE a las municipales, presentaron y contrapusieron sus ideas durante el debat
|

Hace siete años y medio el Partido Socialista perdió la Alcaldía de la ciudad después de más de dos decenios al frente de la ciudad, una caída que en el actual mandato continuó incluyendo serias diferencias tanto dentro del grupo municipal como de la Ejecutiva local y con cambios profundos en ambos casos. Ahora, el primer reto es ganar las elecciones en mayo, pero también crear una formación sólida y sin vaivenes.
Estos son algunos de los principales objetivos a corto plazo tras la celebración de unas primarias en las que Inés Rey se impuso a otros tres candidatos, entre ellos José Manuel García, que tras su derrota anunció esta semana que dejaba su cargo de portavoz, lo que dará lugar a que sean cuatro las personas que se pondrán al frente del grupo municipal en este mandato.

“El objetivo de cualquier partido es ganar las elecciones y tener un buen grupo municipal, cada uno con conocimientos de las diferentes materias y que sea un grupo cohesionado que trabaje de forma conjunta y con buen entendimiento entre ellos, y que representen a los ciudadanos”, explica la secretaria general socialista, Eva Martínez Acón, quien defiende la labor de los concejales en este mandato a pesar de “las circunstancias que hemos tenido con el cambio de portavocías”.
Sobre los cambios de portavocía asegura que se debieron a “situaciones excepcionales” y que la postura de García se entiende para “dar visibilidad a una persona de confianza de la candidata en el grupo municipal”. Así, es probable que mañana quede certificado el nombramiento de Yoya Neira como portavoz.

Inés Rey consiguió imponerse en la segunda vuelta a García, cuya propuesta se respaldaba desde la Ejecutiva local, gracias al apoyo de Rafael Arangüena y Juan Ignacio Borrego, quienes habían caída en la primera vuelta de las primarias. “Yo desconozco los pactos, me mantuve al margen. Inés lo que pretendía es unificar el partido, fortalecerlo, y hay implicación clara de la militancia. Ya no tiene sentido hablar de alianzas ni de pactos”, asegura.
Precisamente ese fortalecimiento del partido es una de las claves en las que centrará su labor el PSOE en los próximos meses de cara a las elecciones y para ello envía un mensaje claro: “El reto es ganar las elecciones. La ejecutiva y la militancia estamos a disposición de la candidata”.

A esta tarea de lograr que un “partido diverso” consiga una unificación que no hubo en los últimos años se une que tienen poco más de medio año. “Nos queda poco tiempo para dar a conocer a la candidata y para presentar nuestras propuestas”, admite la secretaria, quien entiende que puede darse un caso similar al del alcalde, Xulio Ferreiro, que “tampoco era muy conocido y ganó unas elecciones”.

El Partido Socialista busca recuperar la Alcaldía y la cohesión perdidas