Mato asegura que el aspecto económico no es esencial para reformar la ley del aborto

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón (d), conversa con la ministra de Empleo, Fátima Báñez (c), y la de Sanidad, Ana Mato (i), momentos antes del inicio de la sesión de control al Gobierno, hoy en el pleno del
|

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha asegurado hoy que "bajo ningún concepto" el aspecto económico es "esencial" para reformar la ley del aborto, sino que responde a proteger a la mujer y el derecho a la vida de acuerdo con la doctrina del Tribunal Constitucional.

Mato se ha expresado de esta manera en la sesión de control al Gobierno en el Senado, donde la ministra ha tenido que responder a tres preguntas del grupo socialista sobre el anteproyecto de ley de Protección de la Vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada.

La ministra ha defendido la reforma impulsada por el Ministerio de Justicia por estar, entre otras cosas, en el programa electoral del PP, y ha pedido a la oposición que olvide "la demagogia partidista" y proponga aportaciones y mejoras constructivas al texto aprobado por el Consejo de Ministros.

Ha recordado que el anteproyecto está en la fase de "recoger opiniones", en concreto las de 29 órganos y entidades, así como de las comunidades autónomas y, posteriormente, de los grupos cuando se inicie la fase parlamentaria.

Ante las críticas de los senadores socialistas, quienes han pedido la retirada de la reforma por ir en contra de los derechos, la libertad y la dignidad de las mujeres, la ministra ha insistido en que el PSOE en 2010 decidió, "sin contar con nadie", modificar una ley -la de 1985- asumida por la mayoría de los españoles.

En relación con la pregunta de la senadora del PSOE Carmen Menéndez, sobre la memoria del impacto normativo de la reforma de la ley del aborto que indica que ésta tendrá "un impacto neto positivo por los beneficios esperados por el incremento de la natalidad", la ministra ha destacado: "Lo menos importante es el impacto económico de la misma".

Además, ha agregado que es compromiso del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, conseguir que ninguna mujer se vea abocada a plantearse ser madre o no por motivos económicos, tras lo que ha recordado que tiene previsto aprobar un plan de apoyo a la maternidad.

En este sentido, la senadora María Elena Diego le ha dicho a Mato que si "de verdad le preocupa la vida", debe proteger la sanidad pública, la ley de la dependencia, la educación sexual, la píldora del día después y no ejecutar recortes en la lucha contra la violencia machista, ni en pruebas como las mamografías preventivas.

De la misma opinión ha sido el senador socialista Andrés Gil, quien ha exigido a Mato que deje de preocuparse "tanto" por los no nacidos y "se empiece a responsabilizar socialmente de los ya nacidos en este país".

Gil se ha interesado sobre la relación entre las políticas de austeridad del Gobierno y el incremento de la pobreza infantil en España, a lo que la ministra ha aludido a la etapa del gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, durante la cual, ha afirmado Mato, se produjo la quiebra de los servicios sociales y se incrementó el déficit y el paro.

Mato asegura que el aspecto económico no es esencial para reformar la ley del aborto