La marcha del diputado Toni Cantó agudiza la crisis en la dirección de UPyD

GRA023 VALENCIA, 07/04/2015.- El diputado de UPyD por Valencia Toni Cantó ha anunciado hoy su próxima renuncia a su escaño en el Congreso y a ser candidato a la presidencia de la Generalitat Valenciana por este partido. Cantó h
|

La marcha del diputado de UPyD Toni Cantó, que ayer anunciaba su renuncia al escaño y a encabezar la candidatura en la Comunidad Valenciana, agudiza la crisis en el partido, inmerso en disputas internas tras los pésimos resultados en las elecciones andaluzas y los malos augurios en los sondeos. No por esperada después de semanas de tiras y aflojas con la dirección de UPyD, la renuncia de Cantó ahonda en la crisis de liderazgo de Rosa Díez, acechada por quienes apuestan por una convergencia con Ciudadanos, partido que parece haberle arrebatado buena parte de sus expectativas electorales.
Cantó reconocía que había sido una decisión “complicada y difícil” porque siente una “afinidad” con el proyecto y con muchos afiliados y candidatos de UPyD y por ello esperará al congreso de junio para decidir si sigue o no en el partido.
El hasta ahora diputado reiteraba la necesidad de una confluencia electoral entre UPyD y Ciudadanos, aunque dejaba claro que no había “negociado nada” con Albert Rivera durante estos últimos días, ni contempla de momento pasarse a Ciudadanos. Tras asegurar que la única carrera que inicia ahora es “volver al teatro”, Cantó tenía palabras de alabanza para Rosa Díez, una figura que, a su juicio, abrió el camino de ruptura del bipartidismo. Pese a ello, alertaba que “las grandes personas se equivocan también” y de que tanto ella como la actual dirección de UPyD “están tomando un rumbo equivocado”.
La propia Díez se limitaba a lamentar la “pérdida” que supone la marcha de Cantó, al que calificó como “un gran parlamentario” y un “gran compañero”. Para la líder del partido, “tiene todo mi reconocimiento, mi amistad, mi consideración y mi respeto y le deseo lo mejor en su vida privada y en su vida política”.
La responsable evitaba hablar de crisis en su partido y aseguraba que no teme una avalancha de nuevas renuncias. Por su parte, la diputada Irene Lozano, que hace unas semanas presentó su dimisión en la dirección del partido y que ha sido una de las más críticas con Díez, se refería a ella  por su “ceguera” en seguir adelante con una estrategia que está provocando la salida de “los mejores” de esta fuerza, entre los que situaba a Cantó.
Lozano cree que UPyD ha entrado en un proceso muy complicado y con un futuro muy incierto, aunque alberga la esperanza de que el congreso extraordinario de junio pueda dar una salida a un partido en el que ella todavía cree. De hecho, explicaba que no se ha planteado seguir los pasos de Cantó y que su apuesta sigue siendo UPyD, aunque también reconoce que a la vista de los resultados de las elecciones de mayo y de cómo se muevan las fichas en el cónclave, tomará una decisión sobre su futuro.
Entre otros, el candidato de UPyD a la presidencia del Principado de Asturias, Ignacio Prendes, decía sentirse “muy representado” con la posición que defendía Toni Cantó y destacaba su valentía al defender la necesidad de acuerdos con otras formaciones políticas durante el último consejo político. En este punto, el diputado confesaba compartir su posición.

La marcha del diputado Toni Cantó agudiza la crisis en la dirección de UPyD