El Tribunal de Cuentas asegura que diecisiete partidos estaban en quiebra técnica en 2011

GRA083. MADRID, 15/10/2013.- El presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda García, al inicio de su comparecencia hoy en el Congreso de los Diputados, para presentar diversos informes de fiscalización, entre el
|

Diecisiete partidos políticos presentaban al cierre de 2011 un “patrimonio neto negativo”, lo que se conoce como quiebra técnica, según el informe de fiscalización del Tribunal de Cuentas correspondiente a los ejercicios de 2009 a 2011.
El mayor saldo patrimonial negativo al cierre de 2011 lo tenía Unió Democrática de Cataluña (UDC) con 11,2 millones de euros, seguida de la coalición en la que está integrada –CiU– con 10,1 millones y de Izquierda Unida con 8,5 millones.
Además de estas tres formaciones, presentaban quiebra técnica en 2011 el BNG (3,4 millones); Izquierda Unida de Andalucía (3,2 millones); ICV (3,1 millones); Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid (1,8 millones); el Bloc Nacionalista Valenciá (1,1), Chunta Aragonesista, con 614.000 euros; UPyD, con 581.000; Partido Aragonés, con 545.000 euros; y en duodécimo lugar Amaiur, con 439.000 euros.
Una de estas formaciones, Amaiur, deberá además devolver 7.643 euros que recibió para gastos de seguridad y que nunca justificó. La deuda que tenían los partidos con entidades de crédito ascendió a 275,3 millones de euros en 2011, cifra que fue de 218,4 en 2010, y de 237 millones de euros un año antes.
El informe dice que estos partidos “deberán ajustar sus actividades económicas” para lograr el “necesario reequilibrio patrimonial” ya que la mayor parte de sus ingresos son públicos.
Algunas de estas formaciones, como UPyD o Geroa Bai, negaron estar en quiebra, y afirmaron que los balances negativos de 2011 se deben a los gastos derivados de la campaña electoral de los últimos comicios generales.
CiU recordó al tribunal que “nunca podrá tener patrimonio neto positivo”, al no tratarse de un partido, sino de una federación integrada por dos formaciones, CDC y UDC, y “pensada desde el punto de vista electoral”.
Para el BNG, el informe del TC subraya la legalidad y transparencia de la contabilidad de dicha formación y no habla de “quiebra técnica” sino de la necesidad de equilibrar el balance de ingresos y gastos.
En un comunicado, este partido indicó que el mencionado documento “demanda ajustar su actividad económica para conseguir el necesario reequilibrio territorial”, en definitiva, para equilibrar el balance en términos de ingresos y gastos.
Esto es algo, continúa la nota, que el BNG ya ha llevado a cabo a través de un plan de ajuste para reducir la deuda de tal modo que, en la actualidad, la situación financiera ha mejorado sustancialmente.

 

El Tribunal de Cuentas asegura que diecisiete partidos estaban en quiebra técnica en 2011