La protesta contra el juicio a Mas, Ortega y Rigau por el 9-N lleva cerca de 40.000 inscritos

04 octubre 2016 página 27 / 03 noviembre 2016 página 30 Exconsellera Irene Rigau, expresidente Artur Mas, exvicepresidenta Joana Ortega. El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha suscrito este lunes "plenamente" la apuesta del presiden
|

Las entidades soberanistas hicieron ayer un llamamiento a las instituciones europeas para que se pronuncien sobre el proceso independentista catalán a raíz del juicio al expresidente de la Generalitat Artur Mas y a las exconsejeras Irene Rigau y Joana Ortega por la consulta del 9-N previsto para mañana, que cuenta con casi 40.000 inscritos.
“Tiene que tomar parte en este contencioso que enfrenta Cataluña con el Estado español”, reivindicó el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, en el centro escolar La Salle de Gràcia, donde se produjo una de las fotografías más emblemáticas del 9N con una larga cola de votantes esperando en el patio del colegio.
Cuixart, al que precedieron los presidentes de la ACM, Miquel Buch, y la AMI, Neus Lloveras, así como el coordinador de Comunicación de la ANC, Enric Blanes, exigió a Europa “que el 6 de febrero vea como un estado demofóbico una vez más juzga a un presidente, a unos representantes políticos, que luchan y se esfuerzan por conocer la opinión de sus ciudadanos”. Lo dijo en el último acto conjunto de las cuatro entidades antes de la concentración de mañana ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) para la que se han preparado 157 autocares para desplazar a la gente desde varios puntos del territorio. A este respecto Blanes explicó: “Hay gente que sale desde Tremp (Lleida) a las cuatro de la madrugada, gente que vendrá de las Terres de l”Ebre y estamos a punto de llenar otro”.
Pese a esta cifra, que se ha multiplicado por cuatro desde el fin de semana pasado, cuando los inscritos en la web “9nsomtots.cat” eran poco más de 10.000, Cuixart aseguró que serán “muchos más” ya que hay gente que no se ha inscrito pero acudirá a la protesta.

OPERACIÓN PRECINTO
El presidente de la ACM y alcalde de Premià de Mar (Barcelona), Miquel Buch, criticó el juicio a los miembros del anterior Govern por el proceso participativo de 2014 y aseveró que la causa abierta “une, hace más grande la piña”. Asimismo, rechazó las medidas coercitivas planteadas por el Gobierno para impedir que se celebre un referéndum en Cataluña. 
“Si nos precintan las escuelas, abriremos bibliotecas. Si nos precintan las bibliotecas, centros cívicos. Si nos precintan los centros cívicos, pabellones, Y si no siempre tenemos las plazas, que no se pueden precintar”, advirtió.
Lloveras, que consideró lamentable que el Ejecutivo central se plantee impedir el acceso a puntos de votación de celebrarse el referéndum previsto por el Govern, aclaró que entre 400 y 500 cargos electos participarán en la movilización. n

La protesta contra el juicio a Mas, Ortega y Rigau por el 9-N lleva cerca de 40.000 inscritos