Feijóo confiesa que rechazó ser ministro con Rajoy para ser presidente de Galicia

Mariano Rajoy y Pablo Casado aplauden mientras Feijóo saluda a sus simpatizante | brais lorenzo (efe)
|

El presidente de la Xunta y del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, confesó ayer que rechazó ser ministro del Gobierno de Mariano Rajoy y vicepresidente del Partido Popular con Pablo Casado “porque quería ser presidente de Galicia”.

Así lo aseguró el líder de los populares gallegos en un acto del partido en Ourense, en el que combinó la precampaña de las autonómicas dcon la celebración del undécimo aniversario de su primera mayoría absoluta, el 1 de marzo de 2009.

Rodeado de la plana mayor del PPdeG y con la presencia de Rajoy y Casado, a los que agradeció sus ofrecimientos para dar el salto a la política estatal, el de Os Peares también explicó por qué en 2018 declinó presentarse a las primarias para liderar el PP, algo que “algunos no han entendido”: “¿Por qué? Porque quería ser presidente de Galicia”.

Tras más de una década al frente del Gobierno autonómico, Feijóo se reafirmó ayer como “afiliado del Partido Popular”, de aquel “que por primera vez ganó las elecciones” en Galicia y de aquel que “fundó el líder de los conservadores españoles y que ganó siempre que se presentó”, Manuel Fraga

No obstante, también señaló que es del PP “que presidió durante catorce años” Mariano Rajoy y que ahora dirige Casado, a quien precisamente lanzó un guiño: “Querido Pablo, te necesitamos en esta campaña”.

 

El reto de la cuarta mayoría

Sobre el reto de conseguir su cuarta mayoría absoluta, lo que le reafirmaría como el barón popular que cuenta con más fuerza electoral, Feijóo advirtió que “es muy difícil”. “Pero vamos a por ella, lo vamos a intentar”, animó el mandatario, ya que para él Galicia es “toda su vida”, su “misión” y su “compromiso”.

Con “Galicia é moito” como lema de precampaña, el candidato del PPdeG volvió a agitar el recuerdo del bipartito entre PSOE y BNG que gobernó la comunidad entre 2005 y 2009 para poner el foco en el “error multiplicado por siete” que supondría ahora “un multipartito” de izquierdas “con un liderazgo desconocido”.

 

Sin división ni enfrentamientos

“Yo quiero ser presidente de una Galicia más unida, una Galicia más unida entre sí y la más unida de España. No caigamos en la división de bloques y enfrentamientos que está viviendo España”, reclamó Feijóo, quien adelantó que a partir del próximo 20 de marzo, día que se inicie la campaña volverá a pedir el voto “para cumplir los compromisos con los gallegos y solo deberse a los gallegos”.

Así, después de volver a reivindicar su autonomía como presidente de la Xunta y la “estabilidad” aportada a la comunidad durante once años, ha avisó: “Lo que no haré es pedirle permiso a otro partido político para cumplir con los compromisos políticos a cambio de sacrificar nuestros principios. Eso ya lo hace (Pedro) Sánchez”.

Por todo ello, Feijóo volvió a dar su “palabra” a los gallegos de que en 2020, tras el 5 de abril, ratificará el “compromiso que asumió con Galicia” en 2009. Eso sí, admitió que ahora se siente con “más experiencia”, está “más preparado” y tiene “más fuerza” que aquel 1 de marzo de hace once años.

Feijóo confiesa que rechazó ser ministro con Rajoy para ser presidente de Galicia