Los jueces salen en defensa de la magistrada que no tomó medidas contra el maltratador de Ourense

GRA204. PONTEVEDRA, 11/05/2015.- La Fiscalía pide 35 años de prisión para un hombre acusado de dar una paliza y dejar inconsciente a su pareja, a la que supuestamente agredió sexualmente y luego asfixió. EFE/Salvador Sas
|

La asociación judicial Foro Judicial Independiente defendió ayer la actuación de la juez de Ourense que no adoptó medidas contra el presunto autor de la muerte de su mujer en un hospital de esta ciudad el pasado viernes.
La asociación afirmó que, según la información publicada, agentes de la Guardia Civil habrían solicitado “verbalmente” a la juez “medidas cautelares e incluso la detención” del sospechoso, pero esta no es una forma de proceder. “Esta forma de actuar –añadieron– en modo alguno puede constituir base suficiente como para que un juez restrinja derechos fundamentales de los ciudadanos, sobre la base únicamente de lo que un agente policial pueda haberle dicho en la privacidad de su despacho”, lo cual “sería más propio de regímenes totalitarios y policiales”.
El Foro Judicial Independiente explicó que en un Estado democrático las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad “puede detener en cualquier momento a cualquier persona respecto de la que existan indicios racionales de haber cometido un crimen”, así como adoptar medidas de vigilancia para la protección de una posible víctima, “y todo ello sin necesidad de pedir autorización previa al juez”.
Solo en aquellos casos en que la Policía Nacional o la Guardia Civil entienden necesario que se adopte “alguna medida más excepcionalmente limitativa de derechos fundamentales”, como un registro domiciliario o una intervención telefónica, “debe pedir previa autorización al juez”, según el Foro Judicial.
Tanto esas peticiones como cualquier otra que un cuerpo policial quiera dirigir al juez, afirmó la asociación, “deben hacerse por escrito, como una de las garantías procesales propias de un Estado de Derecho”, un escrito “en el que no se reflejen solo ‘sospechas’, sino que las mismas deberá estar fundadas en indicios suficientemente relevantes”.
Por su parte, el delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, expresó su “condena” a la violencia machista y sobre las dudas sobre si se tomaron todas las medidas en el caso de la mujer asesinada en Ourense, dijo que no pueden darse “rifirrafes” entre los involucrados en esta investigación.
Mientras, el presunto asesino sigue hospitalizado, después de lesionarse con el mismo cuchillo con el que supuestamente perpetró el crimen, en la zona de reanimación y bajo custodia policial, toda vez que fue intervenido de urgencia.
El hombre se encuentra hospitalizado en estado grave, bajo custodia policial, mientras se recupera de las lesiones.

Los jueces salen en defensa de la magistrada que no tomó medidas contra el maltratador de Ourense