Cartesian pedirá que la próxima junta sea en septiembre por un defecto en la convocatoria

Vista general de la Junta General de Accionistas del grupo de empresas Pescanova, en la sede central en 2010. EFE/Archivo
|

Cartesian solicitará al Juzgado de lo Mercantil 1 de Pontevedra que aplace a septiembre la celebración de una nueva junta extraordinaria de accionistas de Pescanova por un defecto de forma en la convocatoria de la del 23 de julio.
Un representante de Cartesian, que ostenta el 5 % del capital de Pescanova, ha detallado a los medios que el secretario judicial no publicó la convocatoria de dicha junta, lo que se debe hacer con un mes de antelación.
Así las cosas, Cartesian no ha atendido a la petición del consejo de Pescanova, a través de su consejero Fernando Herce, que renunciara a la junta extraordinaria de accionistas del 23 de julio convocada por mandato judicial al considerar que tratará asuntos "improcedentes" y acarreará "costes y perjuicios" a la compañía.
Herce, que ejerce de presidente de la junta ordinaria y extraordinaria que se celebra en la sede de Pescanova en Chapela, ha señalado que Cartesian solicitará en dicha junta una modificación estatutaria para privar de derecho a voto a accionistas con posible conflicto de intereses.
Como quiera que los representantes en el consejero de Damm y Luxempart salieron del mismo, considera Herce que la insistencia de Cartesian por que se celebre una nueva junta es alimentar "polémicas inútiles que nada aportan" y en ella ase tratarán "asuntos inusuales e improcedentes".
Un portavoz de Cartesian, Gregory Armstrong, ha interesado una acción social de responsabilidad contra los miembros del consejo de administración del pasado 26 de febrero porque "incumplió su obligación" de convocar una junta de accionistas, y ha añadido que ahora el juez les ha "dado la razón".
Armstrong ha pedido la misma medida para el consejo que en julio de 2012 autorizó un folleto de emisión de títulos de Pescanova "con información falsa" y también por avalar las cuentas de 2011, que tuvieron que ser reformuladas.
Entonces las pérdidas ascendieron a 260 millones de euros y el agujero patrimonial de la pesquera quedó fijado en 791 millones.
El consejero Fernando Herce ha advertido de que, de prosperar la petición de una acción social de responsabilidad sobre el actual consejo, supondría su "cese automático" y dejaría a la compañía "muy próxima a la liquidación", y ha reprochado a Cartesian su estrategia de buscar indemnizaciones "por la vía indirecta".
En cuanto al consejo presidido por Manuel Fernández de Sousa, ha recordado que hay un proceso judicial abierto en el que, si procede, "se depurarán responsabilidades", y ha añadido que "anticipar culpabilidades" resulta "un paso arriesgado".
Un representante de Cartesian ha advertido de que aunque la junta apruebe la petición de acción social de responsabilidad, podrían solicitarla subsidiariamente por la vía judicial.

Cartesian pedirá que la próxima junta sea en septiembre por un defecto en la convocatoria