Detenido por robar en dos gasolineras aprovechando un descuido de los empleados

|

Un hombre de 34 años fue detenido por la Policía Nacional a finales de agosto como sospechoso de dos robos en gasolineras de la ciudad. El sujeto, que cuenta con 20 detenciones anteriores, esperaba a que los empleados estuvieran despistados para abrir la caja registradora y llevarse todo lo que pudiera: un total de 1.210 euros.
El primero de los delitos que se le atribuyen lo cometió el 10 de agosto, sobre las 11.00 horas, aprovechando que el empleado de una estación de servicio se dirigía al almacén. Entonces el autor entró dentro del mostrador, abrió la caja registradora y cogió trescientos diez euros del interior. El empleado le descubrió, y le ordenó que devolviera el dinero. Pero el joven, se mostró amenazador y metió la mano en el bolsillo como si fuera un arma. El trabajador decidió dejarle marchar y pudo ver como se subía a un taxi.
El siguiente robo lo habría cometido, supuestamente, en torno a las ocho de la tarde del día 13. El sospechoso entró en otra gasolinera y se introdujo en los aseos desde donde pudo espiar a las empleadas. Cuando ambas estaban atendiendo clientes, accedió al interior de la oficina y sustrajo novecientos euros en billetes pequeños de la caja de caudales.
Una de las trabajadoras sospechó de él cuando salía del edificio y le preguntó de dónde venía. La empleada entró corriendo a la oficina y comprobando que le acababan de robar el dinero. Cuando salió el autor ya se había marchado de allí, por lo que avisaron a la Policía, que inició las pesquisas y lo identificó gracias a sus antecedentes.

Detenido por robar en dos gasolineras aprovechando un descuido de los empleados