Sanidad y las comunidades se dan una semana para consensuar el plan para la Navidad

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en rueda de prensa después del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud | r. rubio
|

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas se dieron una semana más para tratar de consensuar el plan de recomendaciones de salud pública contra el coronavirus para la Navidad, ya que la voluntad es que se elabore con el mayor acuerdo posible.

En rueda de prensa ayer tras el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, señaló que algunas comunidades ya hicieron sus propuestas de cara a las fiestas navideñas y otras lo harán en los próximos días para acordar el documento, que será “siempre de recomendaciones”.

También se van a tener en cuenta las medidas que se van a poner en marcha para las fiestas en los países del entorno.

El borrador del plan del Ejecutivo que se conoció este martes recomienda que las reuniones no superen el máximo de seis personas y amplía el límite de restricción de movilidad nocturna hasta la una de la madrugada en días señalados como Nochebuena y Nochevieja, al tiempo que aconseja no celebrar las Cabalgatas de Reyes, entre otras medidas.

La voluntad del ministro y de los consejeros autonómicos del ramo es “llegar a un acuerdo”, según dijo Illa, que hizo hincapié en que el clima de la reunión fue “cordial y constructivo” y que, si se dieron una semana más, es porque el documento final “requiere de más trabajo”.

Hay una línea a seguir, resaltó el ministro, la de la precaución, la sensatez y la prudencia. Asimismo, insistió en que la pandemia no tiene la misma incidencia en todos los territorios, por lo que cada comunidad tendrá que adaptar las medidas en Navidad en función de su situación, como ocurre hasta ahora.

Preguntado por la posibilidad de que alguna comunidad quiera reducir el límite de horario de restricciones de movilidad nocturna, de forma que pueda ser hasta la 1.30 o 2.00 de la madrugada, el ministro se limitó a contestar que  “vamos a ver cómo trabaja; si no, naturalmente tendrá que cumplir el marco legal vigente”.

En esta nueva reunión semanal, se acordó crear un grupo de trabajo para establecer criterios comunes en aquellas comunidades que tienen “resorts” de esquí.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró que el Gobierno tendrá “máxima actitud de diálogo y acuerdo con todas las comunidades” para el plan de restricciones sanitarias para la Navidad, pero también quiso dejar claro que la propuesta de limitar las reuniones a seis personas no es “a capricho”.

Esa es la cifra que los profesionales sanitarios dicen que es “lo suficientemente rigurosa y restrictiva para que no explosione de nuevo la curva de contagios”.

Así, señaló que se esta tercera fase, con el plan para Navidad y la estrategia de vacunación, va a permitir “empezar a neutralizar el virus” en las “próximas semanas” y “comenzar la fase del principio del fin de la pandemia”.

Por su parte, la Comunidad de Madrid propuso permitir reuniones de hasta 10 personas y alargar media hora, hasta las 01.30 horas, el toque de queda en Nochebuena y Nochevieja.

También Murcia afirmó que va a proponer por escrito ampliar a diez personas las reuniones si continúa la buena evolución epidemiológica en las próximas tres semanas.

Por su parte, Castilla y León apoya mantener su cierre perimetral en Navidad, valorando los casos de las provincias con mejores datos y defiende que no se permita la asistencia a las campanadas de Fin de Año, con cabalgatas por la televisión y comidas de trabajo de hasta seis personas.

Sin embargo, desde Cantabria piden que las medidas se tomen sean comunes en todo el país, al igual que Andalucía que prefiere “cohesionar” todas las medidas para las Navidades.

Asimismo, La Rioja asegura que tiene su propio borrador que compartirá con las propuestas de todas las comunidades, “con el objetivo de definir una fórmula lo más colegiada posible”.

Por su parte, Navarra aboga por permitir encuentros entre dos unidades familiares con hasta 6 y 10 personas, y con un límite horario de la 1.00 de la madrugada en Nochebuena y Nochevieja, si bien son propuestas aún sin decidir ni concretar.

En la misma línea, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, anunció ayer su intención de hacer “una normativa que permita la convivencia de las familias en Navidad”, así como “suavizar un poco” la de visitas a las residencias, para permitir, “con condiciones”, el contacto entre los residentes y sus familiares.

Además, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, se pronunció sobre la cabalgata de reyes y admitió que no habrá desfile pero afirmó de que trabajan en una alternativa que cumpla los criterios sanitarios.

Sanidad y las comunidades se dan una semana para consensuar el plan para la Navidad