El rechazo del Gobierno a los requisitos de Adelson tumba el proyecto Eurovegas para Madrid

Sheldon Adelson (centro) en una visita a Alcorcón archivo
|

Diez meses después de anunciar que la localidad madrileña de Alcorcón era la elegida para albergar un macrocomplejo de ocio y juego, Las Vegas Sands dio ayer carpetazo al proyecto y deja así al Gobierno de la Comunidad de Madrid sin una de sus grandes apuestas de esta legislatura.
Una nueva decepción para los madrileños, que hace tres meses vieron cómo Madrid perdía la posibilidad de ser sede olímpica en 2020.
Finalmente el adiós al proyecto de Eurovegas no se debió a que no se produjese una modificación legal para permitir fumar, sino a que el Ejecutivo central rechazó las exigencias y condiciones que la empresa del magnate estadounidense Sheldon Adelson planteaba y las calificó de inasumibles.
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, explicó que estas reclamaciones de índole fiscal y de blindaje de la inversión no tienen encaje jurídico ni en el derecho español ni en el comunitario.
Por su parte, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, también lamentó la pérdida del proyecto por esas exigencias “inadmisibles” de la empresa promotora y explicó que, hace dos semanas, esta planteó al Gobierno unos requisitos que no entraban dentro del derecho español ni del comunitario. González precisó que, a última hora del jueves y a primera hora de ayer, el Gobierno le transmitió que, ante la negativa, la compañía decidió no continuar.
Las Vegas Sands reclamaba al Gobierno que se le devolviese la inversión en caso de una futura modificación normativa, así como una indemnización por los daños causados. Tras el no del Gobierno, la compañía estadounidense señaló que no ve “el camino” para “obtener los criterios necesarios para sacar adelante” el proyecto, por lo que ha anunciado que planea impulsar su actividad en países asiáticos, como Japón y Corea.

Puestos de trabajo
Durante las últimas semanas, el Ejecutivo autonómico había pedido en varios ocasiones rapidez en las modificaciones que requería Eurovegas para “garantizar” una inversión que cuantificaba en más de 16.000 millones de euros, con la creación de 250.000 puestos de trabajo.
La expresidenta madrileña Esperanza Aguirre, una de las impulsoras de las negociaciones con Las Vegas Sands, lamentó que se haya escapado el proyecto de Eurovegas, pero reconoció que el Gobierno no podía aceptar las condiciones de última hora impuestas por la empresa promotora. n

El rechazo del Gobierno a los requisitos de Adelson tumba el proyecto Eurovegas para Madrid