El juez investiga los cambios en los diez kilómetros de vía de entrada a Santiago

Copia de El Ideal Gallego-2013-10-10-026-9e702de8
|

El Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago ha dictado un auto en el que se acuerda la práctica de nuevas diligencias solicitadas por la Asociación de Perjudicados por el Accidente Ferroviario del Alvia de Santiago (Apafas), acusación popular personada en la causa, y una acusación particular.
Entre ellas, requiere a la Dirección General de Ferrocarriles del Ministerio de Fomento, a fin de que informe sobre las modificaciones introducidas en los diez kilómetros anteriores a la estación de Santiago a en la línea de alta velocidad Ourense-Santiago, desde el 24 de julio de 2013.
El magistrado Luis Aláez, que investiga el accidente de tren que el pasado 24 de julio provocó la muerte de 79 personas en el barrio compostelano de Angrois, notificó ayer dicho auto.

seguros
En su auto, el juez solicita a Adif la aportación a la causa de las pólizas de los contratos que tienen suscritos con entidades en virtud de los cuales éstas hayan asumido el riesgo de responsabilidades pecuniarias derivadas de la actividad de administración y explotación de infraestructuras que formen parte de la Red Ferroviaria de Interés General.
Igualmente, de forma particular, si existiere, de la línea de Alta velocidad Ourense-Santiago, así como de las que den cobertura a aquel riesgo por la actuación de la Dirección de Seguridad en la Circulación y/o del consejo de administración del Adif, en vigor a fecha de 24 de julio de 2013.
También requiere al Ministerio de Fomento para que remita escrito con la identificación de las personas que integran la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios.
El juez Aláez empezará a tomar declaración dentro de un mes a los 22 cargos de Adif que ha imputado por su supuesta responsabilidad en el siniestro.
Estaba previsto que las comparecencias comenzaran ayer, pero el magistrado autorizó el cambio de fechas de algunas declaraciones al considerar justificada la imposibilidad de asistencia del letrado de los imputados.
El descarrilamiento de un Alvia que cubría la ruta Madrid-Ferrol en la curva de A Grandeira, presumiblemente por un exceso de velocidad, causó 79 muertes y heridas a más de 150 personas.
En juez argumenta la imputación de los responsables de Adif en que las muertes y lesiones que causó el siniestro se encuentran “obviamente conectadas”.

El juez investiga los cambios en los diez kilómetros de vía de entrada a Santiago