Roba una registradora y luego se da a la fuga transportándola en un contenedor de basura

El Ideal Gallego-2015-08-13-008-22a92247_1
|

Fue de madrugada cuando un local situado en la calle de Marcial del Adalid sufrió un robo con fuerza en la madrugada del martes al miércoles. El ladrón se llevó la caja registradora, pero no fue muy lejos: la Policía Nacional lo descubrió unas pocas calles más allá, tirando de un cubo de basura orgánica. Tras darle el alto, comprobaron que en el interior del contenedor se encontraba el objeto robado, así que fue arrestado. Según la Jefatura Superior, el asaltante, de 44 años, ya había cometido varios delitos del mismo tipo con anterioridad. El juez ordenó asimismo su entrada en prisión. 
La reacción de las autoridades fue tan rápida gracias a la ayuda del público. Eran las tres de la madrugada cuando en la sala del 091 recibieron una llamada de un testigo que les informó de que estaba en la plaza de Vigo. Había oído un fuerte golpe y ruido de cristales rotos, y visto como un hombre llevaba en las manos una caja grande y abandonaba un establecimiento, situado en una esquina de Marcial del Adalid. Cuando la Policía llegó, en el interior encontraron un palo de grandes dimensiones, con el que presumiblemente el sospechoso habría roto la ventana, y la tapa de una caja registradora, que también habría abierto a golpes. Todo apunta a que no consiguió que se abriera el cajetín y tuvo que llevarse la máquina.

improvisado 
Los agentes se entrevistaron con el testigo que les volvió a contar lo ocurrido y añadió la descripción del autor de los hechos. Los agentes comprobaron que delante del bar faltaba un contenedor de basura orgánica de color verde, ya que el hueco habilitado para el mismo estaba vacío. Resultaba evidente que el ladrón había improvisado para llevarse la pesada caja registradora, pero ese medio de transporte permitió una rápida localización. 
Se estableció un dispositivo de búsqueda, localizando a una persona que respondía a las señas aportadas, la cual empujaba un contenedor de basura de color verde con la caja registradora a la que le faltaba la tapa superior. Además, en el interior de la misma, había varios papeles a nombre del local allanado, pero muy poco dinero. Poco después acudió la propietaria del local y verificó que la caja registradora era suya .

Roba una registradora y luego se da a la fuga transportándola en un contenedor de basura